Miércoles 5 de octubre de 2022

Vaticano: Abren concurso para la composición del Himno del Jubileo 2025

  • 17 de septiembre, 2022
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Con una convocatoria, disponible a partir de hoy, los músicos de los cinco continentes están invitados a componer la música del himno titulado "Peregrinos de la esperanza" de Pierangelo Sequeri
Doná a AICA.org

El Dicasterio para la Evangelización, encargado por el Para para la organización del Año Santo 2025 convocó a los compositores de todo el mundo el concurso internacional para poner música al himno oficial del Jubileo, cuyo texto, en italiano, está escrito por Pierangelo Sequeri. 

En un comunicado, el Dicasterio explica que el lema del Jubileo elegido por Francisco, "Peregrinos de la esperanza", guiará a músicos de varios continentes a componer música que resuma este tema particular. Según el Reglamento, se debe tener en cuenta el destino litúrgico y la posibilidad de que la partitura pueda ser interpretada por una schola cantorum, así como por una asamblea litúrgica. La pieza musical debe ser inédita.

Cómo participar en el concurso
La participación en el concurso, que se abre hoy, es gratuita. El anuncio se puede consultar en el sitio web www.iubilaeum2025.va/it/inno.html y en la página web del Dicasterio, . 

A partir del 16 de enero de 2023 será posible cargar la propuesta en la página correspondiente. El plazo de presentación de solicitudes finaliza el 25 de marzo de 2023 a las 20 (hora de Roma). Será entonces una comisión juzgadora, nombrada posteriormente, la que evalúe las propuestas para decidir cuál será en realidad la música del himno oficial del Jubileo 2025.

Cantar en la vida de los creyentes
El canto, dice la nota del dicasterio, caracteriza la vida de fe, que es una "peregrinación a la luz del Señor resucitado". Así lo demuestran también las Sagradas Escrituras “empapadas de canto y cuyos Salmos son un claro ejemplo: las oraciones del pueblo de Israel fueron escritas para ser cantadas, y los acontecimientos más humanos fueron presentados ante el Señor. La Iglesia no hace más que prolongar esta unión, haciendo del canto y de la música uno de los pulmones de la propia liturgia”.

El Jubileo, pues, acontecimiento que ve peregrinar a la Puerta Santa, encuentra en el canto uno de los caminos para dar voz a su lema, “Peregrinos de la esperanza”. 

El texto preparado por Pierangelo Sequeri intercepta los numerosos temas del Año Santo. El título, que es el lema mismo del Jubileo, encuentra, ante todo, el mejor eco bíblico en algunas páginas del profeta Isaías (Isaías 9 e Isaías 60), en el que emergen los temas de la creación, la fraternidad, la ternura de Dios y la esperanza. Las palabras son un canto dirigido a Dios que surge espontáneamente durante el camino, "un canto lleno de la esperanza de ser liberados y sostenidos" y acompañado del "deseo que llegue a los oídos de Aquel que hace sale a borbotones", explica la nota vaticana. 

“Es Dios quien, subraya el Dicasterio para la Evangelización, como una llama siempre viva, mantiene encendida la esperanza y da energía a los pasos del pueblo que camina”, y añade que “el profeta Isaías ve repetidamente a la familia de hombres y mujeres, hijos e hijas, que regresan de su dispersión, reunidas en la luz de la Palabra de Dios, luz que es la del Hijo hecho Hombre, Jesús, que con su propia Palabra reúne a todo pueblo y nación cuyos pasos son fruto de la llama viva de Jesús, surge entonces el tema de la esperanza cristiana, que "es dinámica e ilumina la peregrinación de la vida, mostrando el rostro de hermanos y hermanas, compañeros en el viaje ". 

No es, concluye la nota, “un andar de lobos solitarios, sino un camino de personas, confiadas y felices, que avanzan hacia un nuevo destino”.

El texto del himno propuesto a los músicos

Peregrinos de la esperanza
¡Llama viva de mi esperanza,
que este canto te alcance!
Vientre eterno de vida infinita
en el camino en Ti confío.

Todo idioma, pueblo y nación
encuentra luz en tu Palabra.
Los hijos e hijas frágiles y dispersos
son acogidos en tu amado Hijo.

¡Llama viva de mi esperanza,
que este canto te alcance!
Vientre eterno de vida infinita
en el camino en Ti confío.

Dios nos mira, tierno y paciente:
nace la aurora de un nuevo futuro.
Nuevos Cielos Tierra hecha nueva:
traspasa los muros Espíritu de vida.

¡Llama viva de mi esperanza,
que este canto te alcance!
Vientre eterno de vida infinita
en el camino en Ti confío.

Alza la mirada, muévete con el viento,
aprieta el paso: Dios viene, en el tiempo.
Mira al Hijo que se hizo Hombre:
mil y mil encuentran el camino.

¡Llama viva de mi esperanza,
que este canto te alcance!
Vientre eterno de vida infinita
en el camino en Ti confío.+