Jueves 18 de julio de 2024

Una joven de Goya fue consagrada Carmelita Descalza

  • 10 de octubre, 2022
  • Reconquista (Santa Fe) (AICA)
Margot de Cristo OCD, oriunda de la ciudad de Goya, realizó su profesión de votos solemnes y perpetuos y fue consagrada Carmelita Descalza.
Doná a AICA.org

La hermana Margot de Cristo OCD, oriunda de la ciudad de Goya, realizó su profesión de votos solemnes y perpetuos y fue consagrada Carmelita Descalza en una misa celebrada el sábado 1° de octubre en el monasterio San José de la ciudad de Reconquista. 

La eucaristía fue presidida por el obispo diocesano, monseñor Ángel José Macín, y participaron sacerdotes, comunidades religiosas y laicos de Reconquista y Goya.

La hermana Margot de Cristo (Silvero) OCD perteneció al movimiento juvenil Mar Adentro de la diócesis de Goya que anima el presbítero Ariel Giménez. Allí inició su camino de amistad con Jesús, teniendo un fuerte compromiso pastoral, y siendo parte del grupo misionero conoció el Carmelo. Después de ocho años de formación hizo su consagración definitiva.

Monseñor Canecín expresó su gratitud al Señor por el acontecimiento, y por ser consagrada una joven oriunda de la ciudad de Goya. 

Por su parte, la hermana Margot expresó: “Con gozo comparto con ustedes este tiempo de gracia especial en mi vida”. “Mis primeros pasitos en esta, nuestra gran familia la Iglesia, se fueron dando en la comunidad de San Ramón, gracias a la fe transmitida por mi madre”, recordó.

“Mi vocación -agregó la consagrada- se fue dando en esos lugares diarios en donde el Señor nos va poniendo. Pero fui sintiendo con más fuerza el llamado interior a través de los días de la misión de verano, donde un grupo de chicos ofrecemos nuestras vacaciones para compartir la Palabra de Dios, las alegrías, las esperanzas a través de tantas historias y rostros de los hermanos, que con su misma presencia salíamos recibiendo más de lo que dábamos.

Además, la hermana Margot compartió que en sus experiencias de misión sintió que el Señor la llamaba a vivir una experiencia “más íntima con Él”. “A través de inquietudes, luchas y abandono, se fue dando ese Fiat de María en mi interior, con la confianza de que Dios sabe mejor lo que es para nosotros, porque Él nos formó y ya pensó desde toda la eternidad para lo que fuimos creados”.

La hermana Margot señaló que “actualmente vivo en Reconquista en una pequeña comunidad de cuatro Carmelitas Descalzas, en el monasterio San José, donde compartimos este mismo llamado a vivir más en intimidad con Dios en obsequio de Jesucristo, a través de la vida contemplativa, misionando desde la oración en el corazón mismo de la Iglesia, en ese pequeño sí nuestro de todos los días, apoyadas en su sí”.

Seguidamente, invitó a los jóvenes a “mirar lo único necesario, a través de las alegrías y las adversidades: a mirar solo al amor. Dios es amor y en Él se encuentra nuestra verdad, nuestra fortaleza, nuestra alegría y nuestra paz”.

Finalmente, expresó: “Agradezco a la diócesis de Goya, por su compañía y oración. Y también a mi actual diócesis de Reconquista donde vivo mi consagración, uno en mi oración estas dos diócesis, con el deseo de que la iglesia sea una”.+