Sábado 19 de septiembre de 2020

Un sacerdote, protector de los pobres, fue asesinado en el norte de Italia

  • 15 de septiembre, 2020
  • Como (Italia) (AICA)
El padre Roberto Malgesini fue asesinado esta mañana en la ciudad de Como por un indigente con problemas mentales.

“Esta mañana el padre Roberto Malgesini fue asesinado en Como por una persona indigente con problemas mentales”, según informó la diócesis de Como.

El sacerdote, de 51 años de edad, cuyo cuerpo fue encontrado esta mañana a las 7 en una plaza del centro de la ciudad lombarda presentaba varias puñaladas. Al parecer el autor del delito es un hombre sin hogar de origen extranjero con problemas psíquicos, que se entregó inmediatamente después del asesinato. 

El obispo de la ciudad lombarda, monseñor Oscar Cantoni, expresó su profundo dolor pero también su orgullo por un sacerdote que siempre se ha comprometido a "dar su vida por los últimos". Esta noche, la diócesis de Como se reunirá en oración en la Catedral para rezar el Santo Rosario dedicado al padre Roberto y su asesino.

Roberto Malgesini era colaborador de la comunidad pastoral Beato Scalabrini y sirvió en Como San Rocco. 

"Para los pobres era un verdadero padre", pero para monseñor Cantoni, como obispo, era un hijo: "Sí, lo era y nos veíamos a menudo. Me habló de su actividad – explica el prelado - sacando a relucir las más bellas realidades, porque llevaba a cabo su ministerio con alegría. Una vocación dentro de una vocación".

El seminario de la diócesis abrió una página web para captar la conmoción y las lágrimas de toda una comunidad, que se reunirá en la catedral esta tarde a las 20.30 para rezar por la víctima y el asesino.

“Para los pobres lo dio todo, incluso la sangre. Me parece que se le puede llamar mártir de la caridad”

"Un sacerdote que siempre ha estado cerca de las personas en dificultad", se sigue leyendo, "tímido y deshonesto en su estilo, nunca le faltó su apoyo a los que encontró en el camino, constante y escasamente, al servicio de toda forma de fragilidad humana". Unas líneas llenas de gratitud para un hombre, un sacerdote, que sirvió en Como San Rocco desde 2008.

“Era un hombre y un sacerdote feliz porque había descubierto que una forma de seguir a Jesús era encontrarlo en su carne viva: los pobres”, se lee entre los mensajes. +