Jueves 2 de diciembre de 2021

Un documental que se adentra en el único monasterio cisterciense de Inglaterra

  • 17 de julio, 2019
  • Leiscester (Inglaterra)
"Outside the City" (Fuera de la Ciudad), es el título del nuevo documental que muestra la vida de silencio y oración en el único monasterio cisterciense de Inglaterra: la Abadía de Monte San Bernardo en las afueras de Coalville, en Leicester.
Doná a AICA.org
"Outside the City" (Fuera de la Ciudad), es el título del nuevo documental que muestra la vida de silencio y oración en el único monasterio cisterciense de Inglaterra: la Abadía de Monte San Bernardo en las afueras de Coalville, en Leicester.

El documental analiza la transición de los monjes de la agricultura a la elaboración de cerveza, mientras hace preguntas más profundas sobre el papel de la vida religiosa en el mundo moderno. .

"Aunque hemos filmado aquí varias veces a lo largo de los años, esto fue bastante diferente. La filmación anterior se concentró solo en uno o dos días y fue cuidadosamente coreografiada, pero a Nick se le dio acceso sin precedentes al monasterio y a la comunidad durante un período de tres años ", dijo el padre Joseph, el prior de Mount St. Bernard Abbey, ubicado justo afuera de Coalville en el noroeste de Leicestershire.

Nick Hamer es el director de "Outside the City", que llegará al circuito del festival a finales de este año. El cineasta había visitado el monasterio en un retiro con su iglesia y pensó que sería un buen tema para un documental.

"En el corazón de las cosas, lo que más me interesa es la espiritualidad. Ese es el tema central de mi trabajo, y este es un lugar de profunda espiritualidad ", dijo Hamer.

Él no es católico, el monasterio a menudo alberga iglesias no católicas para retiros espirituales, y se le dio una lista de lectura sobre la espiritualidad cisterciense antes de establecerse en el monasterio por un corto tiempo.

"En preparación, incluso pasó una semana entera viviendo con nosotros siguiendo exactamente nuestras rutinas y horarios monásticos. La mayor parte de su filmación se hizo solo con él, sin un equipo, por lo que siempre fue discreto y no interfirió con nuestra vida ", dijo el padre Joseph.

Establecida en 1835, la Abadía de Mount St. Bernard es la única abadía cisterciense en Inglaterra después de que la Orden fue eliminada en el país después de la Reforma.

Originalmente, los monjes eran agricultores, pero el año pasado comenzaron a vender la cerveza Tynt Meadow English Trappist Ale para proporcionar un ingreso.

"Esta película se desarrolla durante la transición de su estilo de vida como agricultores a cerveceros", explicó Hamer.

"Cuando comencé a filmar, la granja ya estaba cerrada y en mal estado, y la pregunta era: ´¿Podemos convertirnos en cerveceros?´. Sabemos que la respuesta fue sí, porque obviamente su cerveza ya es mundialmente famosa. Pero seguimos ese viaje ", dijo.

La abadía de Mount St. Bernard tuvo una vez hasta 85 monjes, aunque ese número se redujo a 25 cuando se estaba haciendo la película.
Algunos de los monjes con los que Hamer habló durante el rodaje murieron y, como ocurre con las casas religiosas de todo el país, no están siendo reemplazados en los mismos números.

Cuando se le preguntó sobre la popularidad de las películas sobre monjes de los últimos años, Hamer dijo que la religión es menos familiar para las personas en el mundo moderno, por lo que la vida en un monasterio parece "nueva para la mayoría".

"Por otro lado, hay una espiritualidad de mente abierta que tienen estos monjes, el misticismo, se podría decir, que conecta bien con la mente posmoderna", dijo.

"Ciertas cosas me atraen sobre la vida. Pero la vida no está ahí para atraer a las personas por sus cualidades. Puedes tener esas cualidades en cualquier vida", añadió el director.

Hamer explicó que "hay un error común de que el monje es un hombre que ha escapado de la ciudad y se ha retirado al monasterio para encontrar paz y soledad con Dios. Porque realmente, las cosas que suceden en la ciudad son una distracción para su relación con Dios: odio, ira, celos, discordia, lucha, materialismo, consumismo, lujuria. Se ha escapado a este lugar pacífico para poder escapar de eso y él y Dios pueden estar en comunión".

"La realidad ?concluyó- es que en la vida contemplativa, el monje descubre todas esas cosas, pero en un nivel mucho más profundo, en su propio corazón. "Cuando todas esas distracciones se han ido, él ve que todas esas cosas en la ciudad están allí en un nivel más profundo y las experimenta en su contemplación". +