Lunes 15 de julio de 2024

Mons. Ojea llamó a crear redes para desterrar el delito de la trata de personas

  • 13 de septiembre, 2023
  • Buenos Aires (AICA)
El presidente del Episcopado hizo esa exhortación al convocar a la Jornada de Oración y Reflexión sobre la Trata de Personas, que se realizará el próximo domingo 17 de septiembre.
Doná a AICA.org

El presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor Oscar Ojea, advirtió que la explotación sexual, laboral y el negocio con los órganos producen “una herida grave, gravísima, en la dignidad de la persona humana”. Lo hizo al convocar a la Jornada de Oración y Reflexión sobre la Trata de Personas, prevista para el próximo domingo 17 de septiembre.

“La persona es tratada como un objeto útil y descartable, generalmente en manos de un poderoso. Aquí aparece el machismo con mucha fuerza”, aseveró en un videomensaje.

El obispo de San Isidro lamentó que tantas personas se vean forzadas a migrar por cuestiones medioambientales, el cambio climático, la tragedia de la guerra o el hambre y, a raíz de esa situación, sean “tan mal recibidas” en destinos donde aparece el delito “gravísimo” de la trata, por el hecho de buscar “desesperadamente” un lugar.

“El tema de la trata de personas abarca una cantidad de aspectos que transforma a la persona en una cosa”, sostuvo, y agregó: “Frente a esto, tenemos la propuesta de reflexionar y rezar para crear redes”.

“Redes que hagan bien, redes que llamen a la conversión profunda de la sociedad, para poder reconocer estas tragedias y no vivir a espaldas de ellas; o no convivir con ellas como si fueran cosas naturales: ‘Bueno, son modos de ganarse la vida’; como ignorando lo que sucede en el corazón y en el cuerpo de tantas hermanas y hermanos nuestros”, expresó.

Dirigiéndose especialmente a los jóvenes, monseñor Ojea precisó que la Jornada de Oración y Reflexión sobre la Trata de Personas del próximo domingo será una oportunidad para pedirle al Señor que esta “herida profunda” en la dignidad de la persona “pueda revertirse, de verdad, para construir juntos una sociedad más fraterna, más justa y más humana”.+