Martes 29 de noviembre de 2022

Sri Lanka: "Estamos ante la peor tragedia de la historia del país", alertan los obispos

  • 16 de junio, 2022
  • Colombo (Sri Lanka) (AICA)
El episcopado pidió respuestas urgentes del gobierno para las personas abandonadas a su suerte y la anulación de la enmienda a la Constitución que concentró demasiados poderes en el presidente.
Doná a AICA.org

La Conferencia de Obispos Católicos de Sri Lanka (CBCSL) alerta al país ante el peligro de la violencia en el marco de la creciente crisis económica que viven las familias. Asimismo, pide a las autoridades de Colombo que cambien inmediatamente su política y modifiquen la Constitución, limitando los poderes del presidente.

"Exhortamos encarecidamente al gobierno a tomar medidas drásticas para abordar estos problemas y garantizar justicia y equidad, allanando el camino para que nuestros niños y jóvenes tengan un país en el que puedan vivir con dignidad", dice la declaración difundida al término de la Asamblea Plenaria de los Obispos de Sri Lanka, celebrada hace pocos días.

"La gente está abandonada en las calles”, escriben los obispos. Y agregan que las personas “no pueden satisfacer las necesidades básicas, como alimentos, combustible y gas doméstico e industrial. Los pacientes se ven privados de los medicamentos que necesitan para seguir viviendo. Los padres están desesperados por encontrar leche para sus bebés y niños. Sin duda, nuestra nación vive la peor tragedia de su historia".

En este contexto, la CBCSL insta al gobierno interino a abordar estos problemas y liberar a la población del sufrimiento que vive a diario. "Debería haber un paquete de ayudas para proporcionar alimentos básicos a los más pobres entre los pobres. El aumento desenfrenado de los precios de los productos básicos, la escasez y el acaparamiento tienen graves repercusiones en la vida cotidiana de las personas, que se ven obligadas a hacer largas colas en las calles".

Pero la CBCSL también expresa su preocupación por los abusos introducidos con la 20ª Enmienda de la Constitución, que concentró demasiados poderes en manos del presidente. “Es verdaderamente deplorable que nuestros dirigentes hayan permitido su aprobación”, dice el texto. Los obispos católicos reiteran la necesidad de la "absoluta independencia del poder judicial y de todas las demás comisiones, sujetas únicamente a la orientación del Parlamento". Sólo así, de hecho, "se podrá restaurar la verdadera democracia en el país". Para ello, piden a todos que desistan de la violencia, pero insisten en que el gobierno respete el legítimo derecho a la libertad de expresión y de circulación que garantiza la Constitución.+