Jueves 9 de febrero de 2023

Sínodo: Comenzaron los trabajos de los círculos menores

  • 7 de octubre, 2015
  • Ciudad del Vaticano
El director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, padre Federico Lombardi SJ, presidió, esta mañana una rueda de prensa con motivo del tercer día de asamblea del Sínodo sobre la familia. El portavoz vaticano anunció los nombres de los moderadores y relatores de los círculos menores, que fueron elegidos ayer por la tarde. Son 13 los grupos de trabajo divididos por idioma: cuatro en inglés, tres franceses, tres italianos, dos españoles y un alemán. De la rueda de prensa participaron el arzobispo de Filadelfia monseñor Charles J. Chaput OFM; el presidente de la Conferencia episcopal peruana, monseñor Salvador Piñeiro García Calderón; y el obispo francés de la arquidiócesis de Lille, Laurent Ulrich.
Doná a AICA.org
El director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, padre Federico Lombardi SJ, presidió, esta mañana una rueda de prensa con motivo del tercer día de asamblea del Sínodo sobre la familia. El portavoz vaticano anunció los nombres de los moderadores y relatores de los círculos menores, que fueron elegidos ayer por la tarde.

Son 13 los grupos de trabajo divididos por idioma: cuatro en inglés, tres franceses, tres italianos, dos españoles y un alemán. Los moderadores de los grupos en español son los cardenales Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga SDB, y Francisco Robles Ortega; y los relatores son el cardenal José Luis Lacunza Maestrojuan OAR, y el arzobispo Baltazar Enrique Porras Cardozo.

De la rueda de prensa participaron el arzobispo de Filadelfia monseñor Charles J. Chaput OFM; el presidente de la Conferencia episcopal peruana, monseñor Salvador Piñeiro García Calderón; y el arzobispo de Lille (Francis), monseñor Laurent Ulrich.

Monseñor Piñeiro García-Calderón indicó que "la Iglesia debe acompañar a la familia" y destacó el ambiente fraterno que reina en el Sínodo .

El prelado explicó que viene del Perú, donde en 1970 comenzó la tragedia de Sendero Luminoso, y si bien no hay terrorismo, aún hay muchas heridas. Indicó que es un pueblo pobre pero con mucha fe. "En todos los lugares invocamos a María como madre y usamos la legua de Cervantes", aseguró.

Además, indicó que "participamos del mismo lenguaje eclesial, consonantes con el mensaje de la Iglesia en Aparecida". Y precisó que el desafío que enfrentan las familias "lo hemos visto ya el año pasado, y que ahora queremos exponer la belleza de la misma y entender cómo tenemos que acompañarla" y señaló que "ante los ataques a la institución familiar, por ejemplo leyes como el aborto, la Iglesia reitera el Evangelio de la vida, de la esperanza, el Evangelio de la familia, recordando que los heridos están acompañados y consolados".

Tanto monseñor Piñeiro como monseñor Ulrich coincidieron en que aunque todo el grupo habla el mismo idioma hay matices que cambian y eso da una gran riqueza al debate. Hablando la misma lengua, cada uno procede de un país y una realidad muy diferente, lo que ofrece amplitud a la visión del análisis. "En la Iglesia Católica valoramos la unidad, dijo, pero queremos que las diferencias culturales surjan y todos nos podamos expresar".

El arzobispo de Filadelfia recordó la belleza del Encuentro Mundial de las Familias celebrado en su ciudad natal a finales de septiembre, en presencia del Papa. Un acontecimiento dijo, "capaz de devolver la esperanza a las familias y para reafirmar la enseñanza de la Iglesia sobre el matrimonio". "Animamos a los que siguen la enseñanza de la Iglesia sobre la familia para que no se sientan abandonados", añadió.

En relación con el Sínodo, explicó que es importante seguir buscando las preocupaciones, que no son sólo las de un solo país. En referencia a los grupos de trabajo anglófonos, en los que había la preocupación de que el Instrumentum laboris no reflejaba la universalidad de la Iglesia, monseñor Chaput señaló que es necesario que haya diálogo entre la Iglesia universal y local, ya que no es apropiado a las Conferencias Episcopales decidir sobre la doctrina. Y precisó que "no estamos aquí para ganar algo, estamos aquí para alcanzar esa Verdad, que el Señor estableció para su Iglesia". Asimismo recordó que "nuestra audiencia es inmensa y tenemos que tener en cuenta esta diversidad".

Finalmente el padre Lombardi consultado por algunos periodistas sobre la liberación de las intervenciones de los Padres sinodales en algunos blogs, el director de la oficina de prensa del Vaticano, dijo que "los padres sinodales tienen la libertad de dar sus discursos a los que quieren y luego son libres de hablar con quien quieran. A menudo, los obispos que vienen de una diócesis quieren informar a sus diocesanos lo que dijeron en el Sínodo y pueden hacerlo con seguridad. Esto queda sujeto a la libertad y las exigencias que ellos pongan".+