Domingo 26 de septiembre de 2021

Semana Social 2021: Reformar la política, para reformar la economía

  • 15 de julio, 2021
  • Buenos Aires (AICA)
El presidente de la Pastoral Social cerró el panel "Reactivación económica, esperanza y desafío" afirmando que para lograrla hace falta el "esfuerzo de todos". Hoy, lectura del mensaje conclusivo.
Doná a AICA.org

El obispo de Lomas de Zamora y presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social (Cepas), monseñor Jorge Lugones SJ, tuvo a su cargo la reflexión conclusiva del panel sobre “Reactivación económica, esperanza y desafío” que se desarrolló durante la tercera jornada virtual de la Semana Social 2021.

El panel contó con la participación de Paula Bibini, por la Unión Industrial Argentina (UIA); Daniela Rabinovich, vicepresidenta de la Federación Argentina Industrial de Indumentaria y Afines (FAIIA); Norma Morales, secretaria adjunta de la Unión de trabajadores de la Economía Popular (UTEP), y el empresario Cristian García del Alamo, en representación de los Jóvenes de la Economía de Francisco.

El presidente de la Cepas agradeció el compromiso de los sectores participantes en la búsqueda del diálogo y la cultura del encuentro, y subrayó: “Necesitamos el esfuerzo de todos”. 

“Las organizaciones nos ayudan a crecer… Todos podemos aportar, las grandes empresas, las pymes, y también los que tienen poco”, sostuvo.

Monseñor Lugones consideró que “para reformar la economía, es necesario reformar la política”.

La jornada dio inicio con la intervención de Rabinovich (FAIIA), quien manifestó la convicción de que la “industria nacional es un factor determinante para el crecimiento” y afirmó que “crear trabajo es la única manera de salir adelante. Trabajo formal, registrado, que posibilite desarrollo para todos”.

A continuación, fue el momento de los jóvenes empresarios, representados por Cristian García del Alamo que aseguró que, para la reactivación, “la Argentina necesita un sueño colectivo” ya que “no hay planificación si no hay sueño”. García del Alamo continuó su ponencia afirmando que “seguimos arrastrando problemas estructurales que no se resuelven, tenemos el 60% de niños y niñas con hambre”. 

Sobre el eje del trabajo, el joven empresario manifestó que “la mitad de los argentinos sufre el trabajo informal. Tenemos cada vez menos trabajadores que aportan”. Y cerró su participación afirmando que “la salida no requiere parches, necesita un nuevo paradigma que integre a todos”.

A continuación fue el turno para la representante de UTEP, Norma Morales, quien planteó la necesidad de “un abordaje integral de la economía popular” y pensar “cómo desplegamos estrategias que generen valor a gran escala”. 

“Hay millones de argentinos/as que no gozan de empleo registrado. Eso genera falta de derechos y pone en jaque la mirada tradicional de la clase trabajadora”, advirtió, y destacó: “Es necesario destacar que las organizaciones con anclaje territorial somos las que generamos valor en términos económicos y no simbólicos”. 

Morales sostuvo que se deben generar “nuevas bases que sostengan horizontes de equidad, para fortalecer las redes en territorio”, las que deben ser acompañadas de políticas públicas que logren ordenar y potenciar los espacios de trabajo comunitario de cuidado que se destacaron en estos tiempos de pandemia en los barrios y comunidades.

Luego fue el turno de Bibini (UIA), que desde la provincia de Salta, aseguró que “la pandemia nos llevó a un momento de mucho dolor, con mas pobreza y sufrimiento”, donde muchos industriales debieron “reinventarse para salir adelante”. 

Tras afirmar que “fue la Iglesia la que nos permitió identificar los sectores más vulnerables que necesitaban más ayuda”, destacó la importancia de un trabajo en conjunto entre la industria, el Estado y la Iglesia.

Bibini insistió en que “pretendemos un país que esté integrado federalmente” y que para ese cometido “el Norte argentino tiene todas las condiciones de recursos naturales y humanos para pensar una Argentina federal e igualitaria”. Asimismo, se expresó sobre la necesidad de mejorar la logística que permita condiciones de competitividad a las empresas de todo el país, al mismo tiempo que se debería rever la carga impositiva y el acompañamiento a las empresas en el proceso de las primeras exportaciones. 

Hoy, jueves 15 de julio, a las 18, será la última jornada de la Semana Social 2021 en la que se dará lectura a las conclusiones del diálogo intersectorial llevado a cabo durante cuatro jornadas.

Las distintas propuestas de la Semana Social pueden seguirse a través del canal de YouTube Comisión Episcopal de Pastoral Social.+