Miércoles 22 de mayo de 2024

Evangelizadores digitales se comprometen a transmitir la fe en distintas plataformas

  • 25 de julio, 2023
  • Buenos Aires (AICA)
Fue el compromiso renovado de quienes asistieron al primer encuentro que se realizó en Buenos Aires. Participaron misioneros digitales provenientes de diversos lugares y carismas.
Doná a AICA.org

El Seminario Arquidiocesano de Buenos Aires, en el barrio porteño de Villa Devoto, fue escenario del Primer Encuentro de Evangelizadores Digitales, que se realizó el sábado 22 y domingo 23 de julio y que, según explicaron sus organizadores, tuvo como principal objetivo “soñar un camino sinodal desde la misión digital”. 

Participaron 27 jóvenes misioneros digitales provenientes de diversos lugares y carismas, entre ellos los presbíteros Pablo Savoia, Luis Zazano y Jorge Reinaudo, todos ellos impulsores de la organización del encuentro, y Pablo Martínez, catequista y cantante católico.

Además, participaron de forma virtual, el secretario del Dicasterio para la Comunicación, monseñor Lucio Ruiz; el obispo de San Luis y presidente de la Comisión Episcopal de Comunicación de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), monseñor Gabriel Barba; junto con Vanesa Monzón, secretaria ejecutiva de esa comisión.

Al inicio del encuentro, el presbítero Ruiz destacó: “Es tan lindo poder verlos reunidos como ‘misioneros y evangelizadores digitales’, porque habla de esta permanente ‘encarnación’ que la Iglesia realiza en todas las culturas, para hacer presente el Señor, para caminar la historia con cada persona, haciendo que el mensaje, que es el mismo desde la Resurrección, sea entendible y se haga carne y vida en cada cultura y en cada persona”, continuó. 

“Hoy nos encontramos en un proceso, que nace de la convocatoria de Papa Francisco de que toda la Iglesia se ponga a la ‘escucha’, que tengamos la valentía de descubrir la ‘carne de Cristo que sufre’ y que seamos todos en primera persona los ‘buenos samaritanos’ que curen las heridas de la historia con el amor salvador y redentor de Jesús”, agregó.

Características de un misionero digital
Por otra parte, monseñor Ruiz destacó dos características fundamentales a tener en cuenta para la misión evangelizadora en la era digital:

Primeramente, dijo, este ser “misioneros”, y esto significa que el mundo digital se inserta en el gran flujo misionero de la Iglesia de siempre, ¡somos continuadores de una misión que ha realizado siempre la Iglesia!. 

Luego, señaló, es preciso “estar enamorados”, porque la misión “brota del ser enamorados”. “Si nuestro corazón no arde para anunciar al Señor, su noticia, su mensaje, su alegría, es porque no estamos enamorados, es porque ‘no hemos visto y oído’, no nos quema el corazón.  Por ello, se puede ser un fantástico creador de contenidos, pero sin contenido, que es la persona y el amor que nos transforman”.

Mensaje conclusivo y compromiso
Sobre el final de la jornada se celebró la Eucaristía y luego se compartió el Mensaje Conclusivo de este primer encuentro, en el que se destacó que “esta iniciativa buscó poner sobre la mesa los desafíos y las esperanzas que tenemos al desear ser instrumentos de Cristo en una Iglesia en salida y samaritana de las heridas del mundo”.

“Si bien en esta primera oportunidad sólo fuimos 27, somos conscientes de que son muchísimas las personas que anuncian el Evangelio en redes sociales en una enorme pluralidad de estilos llenos de creatividad y riqueza, y con alcances muy diversos a lo largo y ancho del territorio digital”, subrayaron los participantes.

“En este sentido, nuestro encuentro gozó de esa misteriosa comunión en las diferencias al reconocernos ya familiarizados unos con otros y deseosos del encuentro que acerca humanamente desde la confianza y la valoración del otro. Perecía que nos conocíamos de antes, fue una de las sensaciones comunes”, agregaron.

Además, continuaron, “nos dimos cuenta, a partir de la oración, la conversación espiritual, la lectura, la Eucaristía, el diálogo y la escucha, así como del testimonio generoso de cada cual, que esta Iglesia en las ‘autopistas digitales’ está llamada a ser presencia de un Dios compasivo, alegre y misericordioso que trabaja por una cultura del encuentro en un mundo herido de odio y confrontación”. 

“Tantas iniciativas por transmitir a Dios en este habitad digital resultan un Pentecostés del Espíritu que emerge en la vida de la Iglesia con fuerza y motiva a seguir explorando las posibilidades, aún entre riesgos y tentaciones, de llegar a hermanos y hermanas que experimentan la sed de Dios, de sentido, de esperanza detrás de las pantallas”, enfatizaron.

Los evangelizadores digitales finalizaron: “Sabemos que Cristo es el motivo de esta presencia digital que también es humana, y a él nos confiamos para seguirlo y servirlo en comunión de dones, caminando juntos tras sus pasos y con el deseo de sembrar su Reino”.+