Martes 17 de mayo de 2022

Se instituyó en San Rafael el Centro Pastoral Juvenil y Vocacional

  • 3 de marzo, 2021
  • San Rafael (Mendoza) (AICA)
Con un decreto firmado por el obispo de San Rafael, monseñor Eduardo María Taussig, se erigió en la diócesis de San Rafael el Centro Pastoral Juvenil y Vocacional Diocesano.
Doná a AICA.org

El obispo de San Rafael, monseñor Eduardo María Taussig, instituyó el Centro Pastoral Juvenil y Vocacional Diocesano, que comenzó a funcionar el 1º de marzo y tiene como objetivo ser un lugar de encuentros, retiros, competencias deportivas y toda clase de actividades para jóvenes.

Según expresa el decreto firmado por monseñor Taussig, “ante la necesidad de cuidar, promover y coordinar la pastoral juvenil y la pastoral vocacional de la diócesis de San Rafael” y considerando “la actual situación de la diócesis y de los seminaristas diocesanos que viven en sus casas de familia”; se erige el Centro Pastoral Juvenil y Vocacional Diocesano, que funcionará en las instalaciones de la calle Tirasso 2807.

El centro pastoral tendrá como patrones al beato Carlo Acutis, a la beata María Felicia de Jesús Sacramentado, llamada “Chiquitunga” y a San José Gabriel del Rosario Brochero.

El presbítero licenciado Juan Pablo Sancho fue designado director de esta institución hasta marzo de 2022. El sacerdote explicó que las instalaciones donde funcionó el seminario “son óptimas para encuentros, retiros, competencias deportivas y toda clase de actividades para jóvenes. Con este nuevo Centro de Pastoral se pone a disposición de los grupos parroquiales y de los movimientos juveniles este lugar que siempre fue un núcleo de espiritualidad para nuestra diócesis. También se organizarán distintas actividades que permitan unir nuestra juventud a nivel diocesano”.

Además destacó que “todo este hermoso lugar se construyó para formar las vocaciones de la diócesis y deben seguir cuidándose en él a nuestros futuros sacerdotes. Por eso será destinado prioritariamente a los encuentros de nuestros seminaristas que este año deben permanecer en sus casas para continuar su formación en el 2022. También se trabajará en el cuidado y estímulo de futuras vocaciones para San Rafael”.

“En la difícil situación que atraviesa nuestra diócesis debemos cuidar todo lo bueno que tenemos y no dejar de sembrar el Evangelio a la espera de los frutos que la gracia de Dios sabrá obtener de esta prueba”, concluyó el director del Centro Pastoral.+