Lunes 6 de diciembre de 2021

Se inauguró en San Nicolás la Casita de Don Orione para mujeres y niños

  • 21 de agosto, 2018
  • San Nicolás (Buenos Aires)
Con la presencia del obispo de San Nicolás de los Arroyos, monseñor Hugo Santiago, se inauguró en San Nicolás la Casita de Don Orione para mujeres y niños en situación de calle, y mujeres víctimas de violencia de género y vulnerabilidad social.
Doná a AICA.org
Las mujeres y los niños de San Nicolás en situación de calle y las mujeres víctimas de violencia de género y en diversas situaciones de vulnerabilidad social, tienen a partir de ahora un hogar donde vivir y alimentar la esperanza. Se trata de una nueva Casita de Don Orione, impulsada por la Asociación Civil "S.O.S. Soy tu Hermano".

A tan sólo un año y nueve meses de la apertura de la Casita de Don Orione para hombres en situación de calle, esta obra creada y dirigida por el presbítero Matías Pérez, logró concretar un nuevo sueño a través de la Asociación Civil recientemente constituida S.O.S. Soy tu hermano de San Nicolás.

Esta nueva obra pretende dar respuesta a la demanda de las mujeres que ya no podían ser recibidas en la Casita de hombres por tener colmada su capacidad.

Ubicada en Balcarce 26, la nueva Casita de Don Orione quedó oficialmente inaugurada con la presencia del obispo de San Nicolás de los Arroyos, monseñor Hugo Santiago, la directora de Cáritas Daniela Miguens, el vicepresidente presbítero Jorge Ugartemendía, la coordinadora de las Políticas de Género comisario Carina Torrico, el jefe de comisarías y Comando de Prevención Comunitaria (CPC), comandante inspector Gabriel Cabral; el doctor Fernando Parigini, subsecretario de Protección Ciudadana; vecinos, amigos y voluntarios de toda la comunidad de la parroquia María Madre de la Iglesia.

Bajo la dirección del presbítero Pérez, la coordinación de Silvina Maisterrena y Alba Velázquez, encargadas del voluntariado, y la contadora Julieta Bojanich, el nuevo hogar permanecerá abierto las 24 horas y será supervisado por dos encargados y una red de voluntarios que atenderá a cada una de las personas que allí vivan de manera transitoria o permanente en un período de tiempo que será establecido según el caso. Cuenta con 18 camas y 2 cunas.

Las mujeres y los niños que allí vivan recibirán las cuatro comidas diarias. Los niños serán acompañados en el proceso de escolarización, el cumplimiento de las vacunas y otras necesidades que presenten. Las mujeres adultas serán asistidas con la realización de talleres de oficio y capacitación con el fin de proveer herramientas para una salida laboral. Además del acompañamiento en los diferentes problemas que se presenten, para lo que, especialmente la Asistente Social Julieta Macarron, estará prestando su servicio voluntario.

Se brindará además alojamiento a las víctimas de violencia de género en un trabajo articulado con la Comisaría de la Mujer y el Tribunal de Familia. También asistirán a mujeres embarazadas que serán animadas a participar de las dinámicas propuestas por Grávida. Con esta atención, se pretende dar una opción de VIDA para aquellas mujeres que se presentan ante la decisión voluntaria o forzada del aborto por diversas circunstancias.

Las admisiones serán realizadas por la asistente social y los coordinadores, a fin de poder evaluar cada caso en particular. Podrán ingresar mujeres de cualquier edad con sus hijos, también de cualquier edad.

Las mujeres que estén con sus acompañantes masculinos podrán ingresar a la casa, pero el varón deberá dormir en La Casita de caballeros ubicada en Lamadrid 26 y podrá compartir con su familia dentro de la casa de 12 a 16, pudiendo almorzar juntos.

En su primer día, el lunes 13 de agosto, la Casita recibió a una mujer embarazada y otras dos mujeres solas. El mismo día ingresó una mujer con sus tres hijos. El martes ingresó una mamá que fue desalojada de su casa con sus 5 hijos. Todos fueron recibidos y ya viven en la casa, sumando en la primera semana 13 personas alojadas.

Estas dos casitas, sumadas a la obra del comedor "La Casita de Madre María" que funciona en la parroquia (Olleros 163), son sostenidas íntegramente por la parroquia María Madre de la Iglesia, dirigida por el presbítero Matías Pérez y que con compromiso de caridad han asumido los fieles que asisten a la parroquia y muchos otros que se acercan con ánimo de colaborar desinteresadamente.

Este nuevo emprendimiento supone un gran desafío ya que al estar abierta las 24 horas demanda una organización operativa y económica mucho más importante que la Casita para hombres.
En medio de la situación actual en la que algunos piden la separación de la Iglesia del Estado, esta obra es totalmente eclesial y no cuenta con ningún aporte gubernamental, destacaron.

El gesto de la Iglesia de ofrecer un lugar para el prójimo se realiza desde una convicción religiosa inclusiva, ya que abre los brazos también a voluntarios que se unen a este gesto de solidaridad desde otros credos.

"Teniendo en cuenta que la injusticia social sólo puede provocar violencia social, las Casitas de Don Orione dan este gesto de paz y amor en medio de una sociedad injusta con muchos hermanos y hermanas que podrán encontrar allí un hogar y un lugar de aliento", afirmaron. Como sostiene el fundamento de las Casitas: "Decía Don Orione, no le preguntamos quién es, ante todo preguntamos qué le duele?"

Teléfono de la parroquia María Madre de la Iglesia: 449-9014. Teléfono de la Casita de Don Orione Varones: 449-9487. Teléfono de la Casita de Don Orione Mujeres y niños: 449-9050.+