Viernes 2 de diciembre de 2022

Misa en solidaridad con víctimas de trata: "Pidamos ser solidarios e integrados"

  • 23 de septiembre, 2022
  • Buenos Aires (AICA)
Mons. José María Baliña presidió la Eucaristía por una sociedad sin esclavos ni excluidos en Plaza Constitución, donde también alentó a "avanzar juntos para celebrar la vida y defender al más débil".
Doná a AICA.org

“Queremos jugarnos la vida, juntos, seguir alentándonos unos a otros. Avanzar juntos para celebrar la vida y defender al más débil”, expresó el obispo auxiliar de Buenos Aires y vicario episcopal de la Zona Centro, monseñor José María Baliña, al presidir este viernes la decimoquinta misa en solidaridad con los excluidos y las víctimas de tráfico y trata de personas en Plaza Constitución, del barrio porteño del mismo nombre. Fue en el marco de la Carpa Misionera Católica y el Día Internacional contra la explotación sexual y la trata de personas. 

La Eucaristía, acompañada por el lema “Por una sociedad sin esclavos ni excluidos”, fue concelebrada por el obispo auxiliar de Buenos Aires y vicario pastoral para las Villas de Emergencia, monseñor Gustavo Oscar Carrara; el obispo emérito de Río Gallegos, monseñor Juan Carlos Romanín SDB; junto con sacerdotes de las parroquias del Decanato Boca-Barracas-Constitución y del equipo de curas villeros.

También participaron las Hermanas Oblatas del Santísimo Redentor, Puerta Abierta Recreando, la Red Kawsay, el departamento de Migraciones del arzobispado de Buenos Aires, el Hogar de Cristo, la fundación La Alameda, el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), el Equipo No a la Trata de la Comisión Nacional de Justicia y Paz, y la Comisión Episcopal de la Pastoral de Migrantes e Itinerantes (CEMI).

A la luz de las lecturas compartidas, monseñor Baliña expresó: “Creemos que esto es lo que nos salva. Unirnos alrededor de Jesús y escuchar su palabra. Sabemos lo que no queremos, lo que nos duele, nos lastima, lo que nos enfrenta, la agresión y la violencia”. 

El prelado manifestó que Jesús “nos acompaña a ser un camino, como buen pastor que va caminando, cuidando, defendiendo, reuniendo y atendiendo a la oveja más viejita, o la más chiquita y la más débil. Él nos llama a nosotros a caminar con él, a caminar juntos, a caminar cuidándonos”.

El obispo auxiliar pidió ante los que participaron de la misa “la fuerza y el amor” que emerge del corazón de Jesús “para no ser indiferentes, para no separarnos y enfrentarnos”.

“Hoy le queremos pedir este amor, a ser solidarios, a estar sólidos e integrados”, agregó.

Finalmente, monseñor Baliña subrayó: “Queremos jugarnos la vida, juntos, seguir alentándonos unos a otros. Avanzar juntos para celebrar la vida y defender al más débil”.

Luego, diversos integrantes de los organismos e instituciones presentes, que trabajan en barrios y espacios diversos para ayudar a combatir la explotación laboral y la trata de personas, compartieron testimonios de su tarea cotidiana.

Esta misa se celebra desde 2008 en apoyo a las víctimas de trata en talleres textiles clandestinos y de explotación sexual en prostíbulos.

El entonces cardenal Jorge Bergoglio presidió las celebraciones entre 2008 y 2012. Su sucesor, el arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, cardenal Mario Aurelio Poli, encabezó las misas sucesivas. Otras fueron encabezadas por el obispo auxiliar de Buenos Aires, monseñor Gustavo Oscar Carrara, y las últimas ediciones estuvieron a cargo de monseñor Baliña.+

NOTICIAS RELACIONADAS