Miércoles 28 de febrero de 2024

Santiago del Estero: destacan aspectos de la vida de santo Domingo de Guzmán

  • 9 de agosto, 2023
  • Santiago del Estero (AICA)
Fue durante una misa en el convento Santa Inés de Montepulciano, donde el obispo auxiliar, Enrique Martínez Ossola, aseguró que el legado del santo es la Orden de los Predicadores.
Doná a AICA.org

En el marco de la solemnidad de santo Domingo de Guzmán, que se celebra el 8 de agosto, el convento Santa Inés de Montepulciano, de la Orden de los Predicadores en la provincia de Santiago del Estero, programó actividades para honrar a uno de sus santos patronos.

La comunidad participó del rezo de la novena preparatoria, que había empezado el 30 de julio y, dentro de las actividades culturales, el sábado 5 de agosto se presentó el Coro Estable de la Provincia de Santiago del Estero, dirigido por el licenciado Roberto Peralta, el cual realizó un homenaje a santo Domingo y adhirió a la celebración por los 700 años de la canonización de santo Tomás de Aquino, interpretando obras de un repertorio tanto clásico como popular en diferentes idiomas, como ruso y alemán, que deleitaron a los fieles.

Por otra parte, el domingo 6 se celebró la misa, presidida por el obispo auxiliar de Santiago del Estero, monseñor Enrique Martínez Ossola, y concelebrada por el padre Víctor Fernández, por fray Rafael Cúnsulo, superior del convento, y por fray Álvaro Scheidl, de la Orden de Predicadores (OP).

En su homilía, monseñor Martínez Ossola señaló aspectos importantes de la vida y la obra de Santo Domingo, y destacó que su legado es la misma orden religiosa, que tiene como carisma la vida fraterna en comunidad, el estudio, la oración y los consejos evangélicos. 

“La Orden de Predicadores siempre tuvo la presencia de destacados estudiosos y teólogos que llevan la palabra de Dios y actualizan el mensaje evangelizador. La Orden siempre está atenta, reflexionando, estudiando, actualizando el mensaje cristiano, dando luz a través de la Palabra, para que todos los cristianos podamos imitar las virtudes de Domingo: escuchar la palabra de Dios, obedecerla y dejarnos guiar”, indicó.

Después de la misa se realizó una reunión fraterna, de la que participaron la comunidad de hermanas dominicas de Santa Catalina de Siena, las hermanas del Santísimo Nombre de Jesús, la fraternidad laical, el apostolado de la oración, los jóvenes de Véritas, los de Betania, adultos mayores de la fraternidad Juan Macías y otros miembros de la comunidad que también participan activamente en la vida de la iglesia. 

La iglesia Santo Domingo invitó, por su parte, a participar de las misas, que se celebran todos los días a las 20.30.+