Viernes 7 de mayo de 2021

Robaron las campanas de una capilla histórica en la diócesis de San Francisco

  • 11 de marzo, 2020
  • San Francisco (Córdoba)
La capilla histórica de San Agustín, en la zona rural de la diócesis de San Francisco, fue blanco de un robo
Doná a AICA.org

El párroco de San Miguel, en Sacanta, diócesis de San Francisco, denunció el robo de las dos campanas pertenecientes a la capilla histórica San Agustín, ubicada entre las localidades de El Arañado y Sacanta.



Al parecer los delincuentes llegaron allí, forzaron una reja de protección y luego sacaron las campanas aparentemente con ayuda unas sogas y un vehículo, provocando destrozos en la edificación.



En diálogo con AICA, el obispo de San Francisco, monseñor Sergio Osvaldo Buenanueva, indicó que se trata del templo más antiguo de esta zona, con más de 100 años.



“Este robo en realidad no es extraordinario, las capillas rurales suelen ser objeto de vandalismo o de robos, muchas de ellas porque tienen elementos muy valiosos. Esta zona de Córdoba, al igual que el oeste de Santa Fe, que fue colonizada por la gran inmigración piamontesa de los últimos 30 años del siglo XIX, tiene muchísimas capillas rurales”, detalló.



“Estas capillas son anteriores, reflejan la época colonial. Por aquí pasó, está documentado, fray Mamerto Esquiú, que fue obispo de Córdoba los tres últimos años de su vida. Realizó pocas visitas pastorales pero una abarcó toda esta zona, porque en aquel momento pertenecía a la diócesis de Córdoba. Y también por ahí ha pasado el Santo Cura Brochero”, relató el obispo.



La comisión que se encarga del mantenimiento de la capilla solicitó a la población que si alguien intenta comercializar esos elementos lo denuncie a la policía.



El párroco de San Miguel Arcángel, de Sacanta, presbítero Domingo Camisasso, manifestó su repudio ante el hecho: “Lamento comunicarles que la histórica capilla San Agustín ubicada entre las localidades de Sacanta y El Arañado ha sido objeto del lamentable robo de las dos campanas que adornan su torre”.



"La Policía se hizo presente y se constató que los malvivientes ingresaron a la capilla y luego procedieron desde afuera, literalmente arrancar de la torre las campanas con la fuerza de algún vehículo mayor, produciéndose el desmoronamiento de una parte de la sencilla torre que adorna la capilla más antigua de nuestra región", agregó.



"Quiero expresar mi total repudio a este hecho vandálico que no solo daña la construcción religiosa más antigua de esa zona de la provincia de Córdoba, sino que además hiere profundamente el sentir religioso de las familias que son y han sido parte de la vida de esta histórica capilla", finalizó.+