Viernes 7 de mayo de 2021

Resonancias del milagro atribuido a Fray Mamerto Esquiú

  • 22 de noviembre, 2019
  • San Fernando del Valle de Catamarca (AICA)
El obispo de Catamarca, monseñor Luis Urbanc, expresó su gratitud a Dios
Doná a AICA.org

La Consulta Médica convocada por la Congregación para las Causas de los Santos, aprobó ayer, jueves 21 de noviembre, por unanimidad un hecho prodigioso atribuido a la intercesión de Fray Mamerto Esquiú. De esta manera declaró “la inexplicabilidad científica del caso, que supone una intervención especial, afirmando que este hecho ha superado las fuerzas de la naturaleza”.



En este contexto, el obispo de Catamarca, monseñor Luis Urbanc, expresó su gratitud a Dios: “¡Qué alegría que uno de los nuestros va camino a la gloria de los altares! Hoy, en Roma, los peritos científicos han culminado el estudio exhaustivo del informe que se envió desde la Argentina, y unánimemente han aprobado que es inexplicable la curación de una niña, por intercesión de Fray Mamerto”.



“Que este acontecimiento nos llene de júbilo, que elevemos cánticos de gratitud a Dios, porque nos sigue manifestando su cercanía con estos signos, que nos entusiasman para ser cada día más buenos, mejores ciudadanos, mejores miembros de la Iglesia y mejores hijos e hijas de Dios”, continuó el prelado.



En el día de la presentación de la Virgen María en el templo, “seguimos con nuestra esperanza viva de tener un nuevo beato en nuestra Iglesia argentina, que era un enamorado de la Madre Morena”, afirmó monseñor Urbanc, al tiempo que invitó a la comunidad catamarqueña a leer los textos y reflexiones de Fray Mamerto a la Santísima Virgen.



El milagro obrado por Dios, gracias a la intercesión de Fray Mamerto Esquiú, se trata de la curación de una niña, oriunda de la provincia de Tucumán. Monseñor Carlos Sánchez, arzobispo de Tucumán, manifestó que “es una gran alegría para nuestra Patria argentina y especialmente para los norteños, tener a un catamarqueño en camino hacia la beatificación”.



“Le damos gracias a Dios por la fe de nuestro pueblo, y porque el Señor sigue suscitando los santos en nuestra comunidad”, indicó, a la vez que invitó a “que nosotros también podamos crecer en santidad y en la misión encomendada por el Señor; que sigamos creciendo en comunión fraterna y misionera desde nuestro testimonio de santidad”.



Por su parte, vicepostulador de la causa, Fray Marcelo Méndez, que estuvo en constante comunicación con Roma, expresó que vivió el momento “con grandísima emoción”, ya que era “el cuello de botella de la causa”. “Fue una discusión cerrada, aunque algunos estaban indecisos, finalmente, al momento de la decisión final, todos estuvieron de acuerdo en que todas las pruebas eran irrefutables”, añadió.



Para el religioso franciscano responsable de tramitar la causa ante la Santa Sede, “es un gran paso adelante en el camino hacia la beatificación. Ahora tendrá que pasar por una Comisión de Teólogos y luego al Santo Padre para el decreto final. Demos gracias a Dios y que sea una bendición para nuestra Patria trayéndonos paz y unión”, concluyó.+