Jueves 20 de junio de 2024

Renovado compromiso de los capellanes hospitalarios al servicio del que sufre

  • 18 de agosto, 2016
  • La Plata (Buenos Aires) (AICA)
La Comisión Episcopal para la Pastoral de la Salud realizó un Encuentro Nacional de Capellanes de Hospitales los días 11 y 12 de agosto en la casa de ejercicios espirituales "Ceferino Namuncurá", de la ciudad de La Plata. Unos 30 sacerdotes reflexionaron sobre la espiritualidad específica de esta misión y renovaron su "compromiso cotidiano y sin descanso al servicio del que sufre, que es un testimonio de amor y misericordia por la vida humana".
Doná a AICA.org
La Comisión Episcopal para la Pastoral de la Salud realizó un Encuentro Nacional de Capellanes de Hospitales los días 11 y 12 de agosto en la casa de ejercicios espirituales "Ceferino Namuncurá", de la ciudad de La Plata.

Participaron treinta sacerdotes de diferentes lugares del país, además de los miembros de la Comisión, los obispos monseñor Alberto Bochatey OSA (auxiliar de La Plata) y monseñor Luis Urbanc obispo de Catamarca, y el secretario ejecutivo, presbítero Andrés Rousseu Salet. Además estuvo presente monseñor Pedro Torres, obispo auxiliar de Córdoba, como expositor invitado.

Durante la mañana del primer día, monseñor Torres iluminó sobre la "Espiritualidad del capellán hospitalario", invitando a mirar y encontrar al Cristo médico, al Buen Pastor misericordioso que es el modelo de todo capellán, reflexionando desde una Cristología y descubriendo la Cristoterapia.

Durante la tarde, el padre Rousseu Salet desarrolló "Los lineamientos generales en la Pastoral Hospitalaria", y luego los participantes reflexionaron en grupos sobre las fortalezas y debilidades en sus realidades pastorales particulares, para luego elaborar propuestas superadoras y los medios para alcanzarlas.

El viernes se dedicó a la Bioética, por lo que monseñor Bochatey, presidente de la Comisión Episcopal de Salud, expuso sobre "Proporcionalidad de los medios terapéuticos y de soporte vital", ayudando a reflexionar desde las situaciones concretas que se viven a diario en las instituciones sanitarias y que los capellanes deben acompañar.

Las jornadas finalizaron con la celebración de la Eucaristía, en la que se dio gracias al "Señor de la Vida por la oportunidad de compartir momentos de profundo crecimiento humano, espiritual y pastoral, en un contexto fraterno y alegre, para renovar el compromiso cotidiano y sin descanso al servicio del que sufre, que es un testimonio de amor y misericordia por la vida humana".

Para más información: comisionepiscopalpastoralsalud@gmail.com. +