Viernes 17 de septiembre de 2021

Renovada fe del pueblo salteño al Señor del Milagro

  • 15 de septiembre, 2017
  • Salta (AICA)
El solemne triduo al Señor y a la Virgen del Milagro concluirá hoy, luego de la procesión y la renovación del Pacto de Fidelidad al Señor del Milagro. Esta mañana el obispo de Jujuy, monseñor César Daniel Fernández, presidió la misa estacional y animó a "adorar al crucificado".
Doná a AICA.org
Las sagradas imágenes del Señor y de la Virgen del Milagro, de la Virgen Coronada de las Lágrimas y de la Cruz Primitiva del Señor del Milagro, peregrinarán en procesión por las calles salteñas en la tarde de hoy, viernes 15 de septiembre, tercer día del triduo festivo.

A las 18.30, el arzobispo de Salta, monseñor Mario Antonio Cargnello, renovará el Pacto de Fidelidad de los salteños, siguiendo la tradición de encomendar sus vidas y la ciudad de Salta al cuidado de Jesús tras eel terremoto de 1692. Desde entonces, el pueblo salteño renueva su voto de fidelidad en agradecimiento de que la ciudad no haya sido destruida por el terremoto, que arrasó totalmente la ciudad de Esteco.

[img]http://www.aica.org/subidas/2858.jpg[/img]

Esta mañana, el obispo de Jujuy, monseñor César Daniel Fernández, presidió la misa estacional en la que señaló que la celebración litúrgica del Señor del Milagro "nos pone con todo realismo frente al misterio de su infinito amor por cada uno de nosotros, que somos su pueblo".

"Una vez más ?expresó el obispo- el pueblo reconoce y agradece el amor de su Señor y manifiesta su compromiso de corresponder a este amor, renovando el pacto de fidelidad por el cual nosotros queremos ser siempre suyos como Él es nuestro".

Y destacó que "desde aquellos días de septiembre de 1692, año tras año, la Iglesia desde Salta nos recuerda la permanente vigencia de este amor fiel que acompaña y da sentido a nuestra vida". "Y todos nosotros, pueblo cristiano, sabiendo y experimentando la dulzura del amor de nuestro Señor crucificado, una vez más, hemos venido a adorarlo", agregó.

El prelado recordó la importancia de la cruz de Cristo, "lo más alto de la experiencia espiritual de estos días". "Su cruz es levantada en alto y nosotros respondemos con toda la convicción de nuestra fe: ?Vengan, adoremos al Señor del Milagro y celebremos su amor redentor?", manifestó.

"Sí, adoremos al crucificado. A aquel que por nosotros está en la cruz. Porque esta es, queridos hermanos, la gran verdad de esta celebración: el amor sin límites de Dios por cada uno de nosotros, por cada hombre", aseveró.

La celebración se realizó en el atrio de la catedral salteña y fue presidida por el arzobispo de Salta, monseñor Mario Antonio Cargnello y concelebrada por el obispo auxiliar de Buenos Aires, monseñor Ernesto Giobando SJ; el obispo emérito de Nueve de Julio, monseñor Martín de Elizalde OSB; el obispo de La Rioja, monseñor Marcelo Colombo, el obispo prelado de Humahuaca, monseñor Pedro María Olmedo Rivero CMF y el obispo auxiliar de Maracaibo (Venezuela), monseñor Ángel Francisco Caraballo. +