Viernes 17 de septiembre de 2021

Recordaron a los policías federales caídos en cumplimiento del deber

  • 4 de julio, 2013
  • Goya (Corrientes) (AICA)
Integrantes de la delegación de Goya de la Policía Federal participaron el martes 2 de julio de una misa en la catedral diocesana para rendir homenaje a sus pares caídos en servicios, que presidió el padre Sergio Elías Stang C.Ss.R. Durante la celebración, el sacerdote los llamó a recurrir a Jesús en situaciones difíciles, a proteger a los demás y a tener un "corazón nuevo" que se dé y se entregue a los demás.
Doná a AICA.org
Integrantes de la delegación de Goya de la Policía Federal participaron el martes 2 de julio de una misa en la catedral diocesana para rendir homenaje a sus pares caídos en servicios, que presidió el padre Sergio Elías Stang C.Ss.R.

Como años anteriores en esta fecha, los servidores públicos hicieron un alto en sus actividades para rezar por los policías fallecidos. Participaron oficiales y suboficiales de la subdelegación local, encabezados por el jefe de la dependencia, subcomisario Antonio Rubén Marsilli.

En la homilía, el padre Stang reflexionó sobre el pasaje del Evangelio de la "tempestad calmada por Jesús", señalando que a veces se pasan momentos de miedo y de angustia, pensando que la realidad supera. Por ello, instó a que ante esas situaciones la mirada siga "fija" en Jesús. "En situaciones difíciles, es a Jesús a quien tenemos que recurrir, porque Él nos dice vengan a Mí, pero con fe" resaltó el religioso.

El celebrante destacó la significación de este oficio religioso y la posibilidad de renovar la fe en Jesús. "Si Él está no hay nada en qué temer, aunque a veces parezca que duerme? Jesús siempre está con nosotros y eso es tener fe", resumió.

El padre Stang también hizo un llamado al cuidado de la vida: "Así como protegió a los apóstoles en esta tempestad, Jesús protege también a ustedes cuando sus vidas están amenazadas. Cuiden la vida. La tarea del policía es para cuidar la vida".

Finalmente, les propuso una comparación con san José: "Así como él protegió a Jesús y a María, cada uno de ustedes tiene que proteger especialmente al hermano que está a su lado y tener un corazón de darse y entregarse por el bien de los demás. Saber que el que está al lado mío es mi hermano, porque el Señor nos pedirá cuentas que hice por mi hermano".+