Miércoles 18 de mayo de 2022

Que los políticos busquen el bien común y no la del propio partido, pidió el Papa

  • 20 de abril, 2020
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Misa matutina del papa Francisco en al capilla de la Casa Santa Marta
Doná a AICA.org

“Recemos por los partidos políticos en los distintos países, para que en este momento de pandemia busquen juntos el bien del país y no el bien del propio partido”, fue la intención del papa Francisco al iniciar la misa matutina de hoy, celebrada en la capilla de la Casa Santa Marta.



El pontífice recordó que “la política es una forma de alta caridad” por lo que pidió rezar por todos los hombres y mujeres que tienen vocación a la política.



Durante la homilía, el Santo Padre reflexionó en el pasaje del Evangelio de San Juan que relata cuando Jesucristo se encuentra con Nicodemo, “un fariseo justo” que tenía inquietud y buscaba al Señor, afirmó: “quien se deja guiar por el Espíritu es una persona dócil y libera”.



“Ser cristiano no es solamente cumplir los mandamientos, estos se deben cumplir, eso es verdad, pero si tú te detienes allí no eres un buen cristiano. Ser cristiano es dejar que el Espíritu entre dentro de ti y te conduzca donde Él quiere”, advirtió.



El Papa explicó que en nuestra vida cristiana muchas veces nos detenemos como Nicodemo, ante el "por lo tanto", no sabemos qué paso dar, no sabemos cómo hacerlo o no tenemos la confianza en Dios para dar este paso y dejar entrar al Espíritu. Nacer de nuevo es dejar que el Espíritu entre en nosotros y que sea el Espíritu quien me guíe y no yo, y aquí, libre, con esta libertad del Espíritu que nunca sabrás dónde acabarás.



El cristiano -dijo el Papa- no debe nunca detenerse sólo en el cumplimiento de los Mandamientos: hay que hacer, pero ir más lejos, hacia este nuevo nacimiento que es el nacimiento en el Espíritu, que le da la libertad del Espíritu.



Francisco puso como ejemplo a la primera comunidad cristiana que ante las dificultades, ante una puerta cerrada, que no sabían cómo avanzar, van al Señor, abren sus corazones y el Espíritu viene y les da lo que necesitan y salen a predicar, con coraje, y adelante. Esto es nacer del Espíritu, esto no se detiene en el "por lo tanto", en el "por lo tanto" de las cosas que siempre he hecho, en el "por lo tanto" después de los Mandamientos, en el "por lo tanto" después de las costumbres religiosas: ¡no! Esto es nacer de nuevo.



“¿Y cómo se prepara uno para nacer de nuevo? A través de la oración. La oración es lo que abre la puerta al Espíritu y nos da esta libertad, esta franqueza, este coraje del Espíritu Santo. Que nunca sabrás dónde te llevará. Pero es el Espíritu”, expresó.



“Que el Señor nos ayude a estar siempre abiertos al Espíritu, porque es Él quien nos llevará adelante en nuestra vida de servicio al Señor”, concluyó el Papa. +