Lunes 4 de julio de 2022

Pretenden dañar el trabajo educativo de la Iglesia en una escuela bilingüe

  • 24 de mayo, 2013
  • Posadas (Misiones) (AICA)
El obispado de Posadas lamentó la "falta de responsabilidad" del matutino "Primera Edición" que pretende dañar a la Iglesia y a la comunidad católica, al no informar "con hondura" la verdadera problemática de la Institución Educativa ÑuPorá, a la que acuden muchos niños de pueblos originarios. El colegio es gestionado hace décadas por el obispado, pero ahora distintos sectores políticos y sociales interesados presionan para que pase a ser una escuela pública. Denunció que ese colegio padece "la politización de la educación y de la comunidad mbya guaraní Katupyry, aparentemente, sobre todo por parte del municipio de San Ignacio y otros agentes o actores que no pertenecen a la comunidad educativa". Tras criticar que se pretenda dañar de esta manera "el trabajo educativo que se realiza desde hace décadas" en esa institución, aclararon que "monseñor Jorge Kemerer, el padre José Marx y muchos otros, tomaron esta misión de las escuelas interculturales bilingües exclusivamente como un servici
Doná a AICA.org
El obispado de Posadas lamentó la "falta de responsabilidad" del matutino "Primera Edición" que pretende dañar a la Iglesia y a la comunidad católica, al no informar "con hondura" la verdadera problemática de la Institución Educativa ÑuPorá, a la que acuden muchos niños de pueblos originarios.

El colegio es gestionado desde hace décadas por el obispado, pero ahora distintos sectores políticos y sociales interesados presionan para que pase a ser una escuela pública.

El obispado denunció que ese colegio padece "la politización de la educación y de la comunidad mbya guaraní Katupyry, aparentemente, sobre todo por parte del municipio de San Ignacio y otros agentes o actores que no pertenecen a la comunidad educativa".

Tras criticar que se pretenda dañar de esta manera "el trabajo educativo que se realiza desde hace décadas" en esa institución, aclararon que "monseñor Jorge Kemerer, el padre José Marx y muchos otros, tomaron esta misión de las escuelas interculturales bilingües exclusivamente como un servicio, obviamente, sin ningún beneficio económico".

"Desde el obispado no queremos tener ningún conflicto, sino solo servir a nuestros hermanos de la comunidad guaraní. Estamos dispuestos a dar todas las escuelas indígenas al Estado. Aunque no dudamos que sería esto un antecedente grave de la institución y politización de la educación; dañando a la enseñanza pública de gestión privada que tanto bien realiza en servicio del pueblo misionero", subrayó en un comunicado.

Asimismo, aclaró "para ejemplificar" que "el Estado realiza un aporte en los sueldos de los docentes, lo que representa una inversión del 30 %, el resto, el 70% la gestiona el obispado a través de la Fundación José Marx y otras instituciones.

Texto del comunicado
Lamentamos la falta de responsabilidad del matutino "Primera Edición" por las expresiones vertidas y difundidas públicamente, sobre una escuela que pertenece a esta Institución, con el mayor objeto de dañar al Obispado de Posadas, y por lo tanto, a la comunidad católica, sin informar con hondura la verdadera problemática de la Institución Educativa ÑuPorá, que padece "la politización de la educación y la comunidad mbya guaraní Katupyry; aparentemente, sobre todo por parte del municipio de San Ignacio y otros agentes o actores que no pertenecen a la comunidad educativa, dañando de esta manera el trabajo educativo que se realiza desde hace décadas y en el que, Monseñor Jorge Kemerer y el Padre José Marx y muchos otros, tomaron esta misión de las escuelas Inter cultural Bilingues exclusivamente como un servicio, obviamente, sin ningún beneficio económico.

Reiteramos, el Obispado de Posadas brinda un servicio, desde la época del monseñor Jorge Kemerer, nunca el servicio fue tomado como un negocio, ni mucho menos la intención es y fue especular con la comunidad aborigen. Jamás ha violentado algún derecho, menos el derecho constitucional de los padres a elegir la educación para sus hijos.

Desde el Obispado no queremos tener ningún conflicto, sino solo SERVIR, a nuestros hermanos de la comunidad Guaraní. Estamos dispuestos a dar todas las escuelas indígenas al Estado. Aunque no dudamos que sería esto un antecedente grave de la institución y politización de la educación; dañando a la enseñanza pública de gestión privada que tanto bien realiza en servicio del Pueblo Misionero.

Nuevamente, aclaramos para ejemplificar, que el Estado realiza un aporte en los sueldos de los docentes, lo que representa una inversión del 30 %, el resto, el 70 por ciento la gestiona el Obispado a través de la Fundación José Marx y otras Instituciones.+