Viernes 7 de octubre de 2022

Presentan un Café Literario sobre Fray Esquiú

  • 4 de mayo, 2022
  • San Fernando del Valle de Catamarca (AICA)
En el marco de las celebraciones por el 196º aniversario del natalicio de Fray Mamerto Esquiú, que se conmemora el 11 de mayo, este miércoles se llevará a cabo un Café Literario.
Doná a AICA.org

En vísperas del 196º aniversario del natalicio de Fray Mamerto Esquiú, el miércoles 4 de mayo a las 20 se llevará a cabo un Café Literario encabezado por fray Pablo Reartes, autor del libro libro «Beato Esquiú. Un catamarqueño a los altares».

El religioso anticipó algunos conceptos que desarrollará junto al profesor Mario Vera en el Café Literario, que tendrá lugar en el salón Beato Esquiú del Centro Educativo y Cultural Diocesano.

Primeramente, aclaró que en el célebre sermón patrio del año 1853 Fray Mamerto Esquiú impulsó la Constitución Nacional, pese a que gran parte del clero se oponía dado que ésta incluía la libertad de cultos, porque “estaba en juego el bien común”.

“Es un engaño creer que Esquiú apoyó una constitución liberal, él decía que o se aceptaba la Constitución que era lo único que había, o lo contrario era la anarquía. Ante el caos y las guerras fratricidas, él dice que hay que someterse a las leyes por más que esto no nos convenza plenamente”, precisó.

“Él decía que Jesucristo era el Dios de las naciones, tuvo su preocupación en una sana doctrina, en la verdadera religión, a las demás las llamaba ‘falsas religiones’ y el católico no podía ser ambiguo, se era católico o se era liberal”, recordó fray Reartes.

El beato se redujo a aconsejar la tolerancia, “indicaba que los legisladores en vez de libertad de cultos querían decir tolerancia ante estas religiones avasallantes como la anglosajona, que venían gracias a Domingo Faustino Sarmiento”.

“Para Esquiú, Jesucristo era el fundamento de la Constitución, todas las cosas subsisten en Él, por eso promovía y exhortaba a obedecer la Carta Magna, porque lo contrario era el caos social y la anarquía”, remarcó.

 “A Esquiú se lo escuchó poco porque no convenía, sus expresiones brotaban de un corazón comprometido con su fe y sus convicciones cívicas”, añadió.

“Sus palabras son un programa de vida para los argentinos, vivimos en una Patria donde se vapulean las leyes, deberíamos aprender mucho de fray Mamerto Esquiú, él decía: ‘Me entrego tanto en la sala de representantes como en el confesionario’, las leyes nos ayudan a una convivencia social, hay que respetarlas y promulgar leyes justas”, amplió.

“Si bien estos sermones fueron escritos en un contexto distinto, los argentinos repetimos errores, se vive una liberalidad en que no se quieren cumplir las leyes y nadie es autoridad para nadie, ni la Iglesia, ni el Papa, ni los padres de familia; vivimos nuevamente un caos social y las leyes nos ordenan, nos encausan en el bien común por el que Esquiú tanto luchó”, concluyó.

El libro «Beato Esquiú. Un catamarqueño a los altares», se presentará en la 46° Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, el 13 y 14 de mayo en al Pabellón Ocre del Predio de la Rural.+