Miércoles 25 de mayo de 2022

Presentan la comisión que investigará los abusos a menores en la Iglesia portuguesa

  • 11 de enero, 2022
  • Lisboa (Portugal) (AICA)
La comisión y el plan de trabajo de la Comisión independiente creada por el Episcopado Portugués, estudiará durante un año los casos de abusos desde 1950.
Doná a AICA.org

La comisión creada por la Conferencia Episcopal Portuguesa para estudiar los abusos sexuales a menores cometidos en el seno de la Iglesia analizará los casos ocurridos desde 1950, para tener una idea de cuántos son y de sus características, y remitirá a la Justicia los que no han prescrito.

El plan de acción de la comisión se presentó el lunes 10 de enero, y se centrará en testimonios recogidos a través de una línea telefónica, una web y un correo electrónico -con anonimato garantizado-, pero también en casos denunciados en la prensa y por instituciones sociales y médicas. También se consultarán los archivos de la propia Iglesia Católica en Portugal, para lo que será necesaria la colaboración de las diócesis.

El objetivo es "esclarecer lo mejor posible todo lo que pueda haber pasado en Portugal", señaló en rueda de prensa el coordinador de la comisión, el psiquiatra infantil Pedro Strecht, uno de los más reconocidos del país. Todos los casos identificados que todavía no hayan prescrito serán comunicados a las autoridades.

"No podemos cambiar el pasado", continuó el neuropsiquiatra, "pero siempre podemos construir un futuro mejor, libre de la repetición de este tipo de situaciones con sus hijos, nietos, o simplemente con todos los niños y adolescentes en los que ciertamente podemos volver a ver partes de nosotros mismos", continuó Strecht, que también pidió una "actitud constructiva" que, empezando por una palabra de disculpa, lleve a un cambio cultural y a transformaciones fundamentales.

Otra de las integrantes, la socióloga Ana Nunes de Almeida, explicó "que se intentará tener una noción de los casos ocurridos en las últimas siete décadas", aunque admitió que es "muy difícil y que los números dicen poco sobre los abusos a menores. Por ello, también se estudiarán las características de cada caso para ver si existen perfiles de víctimas y agresores, lugares habituales o si los abusos se repiten, entre otras cuestiones".

Por su parte, monseñor José Ornelas, presidente de la CEP y obispo de Setúbal, en declaraciones a los periodistas, destacó la importancia del "conocimiento de la realidad para encontrar soluciones". Señaló que fue precisamente "con este objetivo que se creó esta Comisión independiente para investigar". Admitiendo la existencia de situaciones dolorosas, el prelado expresó su deseo de que éste "sea un camino de verdad, sin prejuicios ni encubrimientos". 

"Puedo afirmar con toda claridad -dijo el obispo- que es esta realidad la que queremos conocer, en sus dimensiones, pero también y sobre todo en los dramas que esconde, para poder ir hacia las personas que sufrieron estas tragedias, ofreciéndoles la posibilidad de tener voz, de ver reconocida su justicia y su dignidad. Por ellos emprendimos este viaje y son la razón de ser fundamental de la comisión".

Serán estudiados tanto los abusos cometidos por miembros de la Iglesia como por laicos implicados en actividades eclesiásticas. El trabajo de la comisión se desarrollará, en principio, durante un año y se plasmará en un estudio titulado 'Dar voz al silencio', financiado por la Conferencia Episcopal Portuguesa.

La comisión fue anunciada en noviembre y el propio episcopado portugués aseguró entonces que será independiente, idea en la que insistió este lunes su coordinador: "Total autonomía y total confianza", dijo el psicólogo.

En Portugal, donde más del 80% de la población se declara católica, nunca hubo una investigación a gran escala de casos de abusos en la Iglesia y se desconoce el número de víctimas que puede haber en el país.

En 2019, antes de la Cumbre Antipederastia organizada por el Vaticano, la Iglesia de Portugal develó que desde 2001 solo había recibido diez denuncias de abuso sexual, que el propio presidente de la entidad consideró "poquísimas".+