Viernes 2 de diciembre de 2022

Pintadas contra la Iglesia en las paredes del colegio Parroquial de San Justo

  • 13 de septiembre, 2018
  • San Justo (Buenos Aires) (AICA)
Las paredes del colegio parroquial de San Justo aparecieron pintadas la noche del sábado con consignas contra la Iglesia, por lo que la comunidad educativa dedicó la jornada del domingo a limpiar la fachada del establecimiento educativo. "Frente a la intolerancia y violencia de algunos, la comunidad responde con compromiso y servicio", manifestó el obispo de San Justo, monseñor Eduardo García.
Doná a AICA.org
Las paredes del colegio parroquial de San Justo aparecieron pintadas la noche del sábado con consignas contra la Iglesia, por lo que la comunidad educativa dedicó la jornada del domingo a limpiar la fachada del establecimiento educativo.

Frente a un nuevo ataque a instalaciones de la Iglesia tras el rechazo en el Senado al aborto legal, el obispo de San Justo, monseñor Eduardo García, manifestó: "Frente a la intolerancia y violencia de algunos, la comunidad responde con compromiso y servicio".

Tras el incidente, la institución educativa difundió un comunicado en las redes sociales, en el que expresa su dolor por el ataque:

"Como ustedes sabrán por las redes sociales o por haber pasado por la puerta de nuestro colegio, el día sábado por la noche fuimos víctimas del vandalismo que escribió el frente del edificio. La historia y el mismísimo padre Marcón pensaron esta escuela para formar personas de bien para construir la Patria de la mano de Dios. El prestigio y la excelencia académica han caracterizado a la institución que ya lleva más de 50 años de vida.

Desde hace más de un año que estamos haciendo un esfuerzo muy grande para renovar y embellecer el colegio parroquial de la mano de las familias, los docentes, no docentes, alumnos y equipo de conducción.

Hace más de un año que estamos mejorando la estructura del Parro, pensando en y para los chicos, para seguir elevando el nivel y sumando tecnología de vanguardia.

El día sábado fuimos testigos de un daño sobre el frente de nuestro colegio, un delito que destrozó no sólo lo material sino el fruto de nuestro esfuerzo.

La intolerancia nos duele. Hoy nos tocó sufrirla a nosotros. Pero también nos hace más fuertes, nos anima a seguir adelante como comunidad al servicio de los chicos y jóvenes que queremos educar para el bien de todos.

Gracias a Dios, hoy domingo, nuestra querida comunidad se reunió para limpiar todo el cole y alrededores. Responder con servicio, generosidad y amor. Siempre. Agradecidos de corazón".
+