Martes 16 de agosto de 2022

Pastoral de Adicciones de Lomas: El consumo de drogas siempre es problemático

  • 4 de febrero, 2022
  • Lomas de Zamora (Buenos Aires) (AICA)
Ante las personas fallecidas e internadas debido al consumo de cocaína presuntamente adulterada, la Pastoral de Adicciones de la diócesis de Lomas de Zamora envió un mensaje.
Doná a AICA.org

Ante la noticia de las (hasta ahora) 23 personas fallecidas y otras tantas que permanecen internadas en hospitales de diferentes localidades de la zona oeste y noroeste del Gran Buenos Aires luego de haber consumido cocaína presuntamente adulterada, la Pastoral de Adicciones de la diócesis de Lomas de Zamora emitió un comunicado. 

"Con estupor y profunda tristeza la sociedad argentina fue sorprendida ayer con la noticia de numerosas personas fallecidas y otras tantas en estado de salud desesperante, a causa del consumo de una sustancia psicoactiva -aparentemente cocaína- contaminada o adulterada con otra sustancia, también tóxica, una combinación fatal", expresan en el comienzo del comunicado.

"Esta tragedia se edifica sobre otra, menos visible para la sociedad en general, como es el consumo de drogas. Consumo que, a criterio de esta Pastoral, siempre es problemático, por cuanto una o más de las dimensiones de la persona se ven dañadas y en muchos casos, con desenlace fatal", alertan.

En ese sentido, advierten que "la última campaña nacional para la concientización de la comunidad y para la prevención de las adicciones, cumplió ya 20 años. Asimismo, los recursos destinados para la prevención y asistencia de las adicciones son históricamente escasos".

"Pero esta dolorosa realidad, en cambio, sí es evidente y ampliamente conocida por las familias de los adictos, por las diversas instituciones, organizaciones y espacios que -con muchas dificultades- cotidianamente le ponen el hombro y el corazón a niños, jóvenes y adultos afectados por el consumo".

Finalmente, exhortan al Estado, "incluyendo las áreas, salud, educación, seguridad, justicia y desarrollo social, a aunar esfuerzos -junto con las organizaciones sociales que se dedican a esta problemática- para abordarla con la seriedad y eficiencia necesarias.

"Unidos en la oración, nos estrechamos en un abrazo fraterno con las familias de las personas fallecidas y de aquellas cuyos seres queridos aún luchan por su vida", concluyen. "Que Dios, nuestro Señor, reciba a sus hijos en su morada y les conceda la paz eterna".+