Viernes 14 de junio de 2024

Ordenación de un diácono permanente en General Madariaga

  • 12 de junio, 2023
  • General Madariaga (Buenos Aires) (AICA)
El obispo de Mar del Plata le confirió ese grado a Daniel Gómez, a quien le pidió mantener siempre la "humildad ante Dios y su pueblo", y una fe "cimentada en Jesucristo".
Doná a AICA.org

El obispo de Mar del Plata, monseñor Gabriel Mestre, ordenó diácono permanente a Daniel Gómez en el marco de una celebración eucarística el viernes 8 de junio en la parroquia Sagrado Corazón de General Madariaga. Concelebraron junto a monseñor Mestre, el párroco, presbítero Daniel Climente, y otros sacerdotes.

En la homilía, el prelado marplatense invitó al nuevo ordenado y a la comunidad a reflexionar sobre tres palabras: humildad, fe y "hágase".

Respecto al primer concepto, monseñor Mestre pidió al diácono permanente mantener siempre la “humildad ante Dios y su pueblo”, y señaló que “en un mundo que muchas veces se resiste a la humildad y se jacta de la soberbia, nosotros desde la fe con humildad nos disponemos para hacer su voluntad”. “Que lo celebrado sacramentalmente se trasluzca en tu vida cotidiana y que en lo pequeño o lo grande que tengas que discernir y definir para la vida y el servicio pastoral esté profundamente marcado por una sincera espiritualidad de humildad”, completó.

Seguidamente, monseñor Mestre le recordó al nuevo ordenado que su fe “debe estar cimentada en Jesucristo, en la belleza de la espiritualidad del Sagrado Corazón de Jesús que da identidad a tu comunidad y a toda la ciudad de General Madariaga”. “Tu servicio de cara al pueblo de Dios es ser un verdadero hombre de fe, que aliente a vivir de la fe en Jesús”, agregó.

“Uno de los ejes que ha marcado nuestro camino sinodal diocesano -señaló- ha sido el desafío de la vivencia, transmisión y compromiso de la fe. Que hoy, todos nosotros, en este día de fiesta, podamos renovar nuestra fe para crecer con audacia en una evangelización y catequesis renovadas”.

Por su parte, el prelado pidió al nuevo ordenado que su diaconado “esté marcado por la palabra de Dios, que te llevará a servir al pueblo en los distintos ámbitos del ministerio diaconal. Dejá que el hágase de la Virgen sea realmente tu guía ahora y siempre. La Virgen Madre siempre cuidará de vos y de tu ministerio diaconal”.

Finalmente, el obispo de Mar del Plata agradeció al presbítero Ezequiel Kseim, el inicio de la formación, y al presbítero Fernando Mendoza por el servicio de acompañamiento en la formación del nuevo ordenado.

Monseñor Mestre encomendó a María “nuestra Madre, la servidora del Señor, su intercesión para que acompañe el servicio diaconal de Daniel haciéndolo verdadero discípulo del tierno Corazón de Jesús”.+