Jueves 1 de diciembre de 2022

Oración y ayuda de los correntinos ante los incendios que arrasan con la provincia

  • 16 de febrero, 2022
  • Corrientes (AICA)
Ante los incendios que arrasan con los campos de la provincia de Corrientes, y el peligro que supone en los habitantes, la arquidiócesis se une en oración y la Virgen de Itatí recorrerá los decanatos.
Doná a AICA.org

Desde hace semanas, el fuego arrasa campos de la provincia de Corrientes y expone a miles de correntinos a un peligro inminente, además de las millonarias pérdidas en campos de pequeños y grandes productores.

En este contexto, los hombres y mujeres de fe han sido invitados por los obispos de la región a incrementar la oración, pidiendo a Dios, principalmente, que proteja a quienes combaten el fuego y a las familias afectadas; y pidiendo la lluvia que no llega.

Ahora, por iniciativa del arzobispo de Corrientes, monseñor Andrés Stanovnik OFMCap, las imágenes peregrinas de la Virgen de Itatí visitarán los decanatos de la arquidiócesis, sus parroquias e instituciones eclesiásticas y civiles.

A este contexto se suma la situación generada por la pandemia que sostiene un nivel de casos activos y fallecimientos que duelen y generan profunda tristeza en la comunidad.

Ante la profunda devoción mariana del pueblo correntino, las visitas de la Virgen tienen como propósito hacer sentir la protección de la Madre de Itatí a sus hijos, acercarla a los lugares donde los incendios no dan tregua. Es “para que nuestro pueblo creyente sienta su cercanía, su consuelo y su poderosa intercesión, como lo hizo en otros momentos de nuestra historia”, expresa monseñor Andrés Stanovnik

Estas visitas se desarrollarán en los próximos días y culminarán el domingo 27 en la Basílica. Ese día está prevista la ya tradicional apertura del Año Pastoral en la celebración de la Santa Misa que a las 11, presidirá el Arzobispo.

La peregrinación de las imágenes tendrá, entre tantos motivos particulares, rezar en comunión, como familia, por estas intenciones:  "Que nuestra Tierna Madre de Itatí nos ayude a superar los incendios y la pandemia del COVID-19;  que nos enseñe a ser más fraternos y solidarios, especialmente con los afectados por estos males que hoy nos aquejan;  que nos muestre el camino para volver a Dios y vivir de acuerdo con su voluntad".  

Oración y acción
Es denodado el esfuerzo del personal sanitario que resguarda la salud de los correntinos; como también el de las fuerzas de seguridad y de cientos de bomberos voluntarios y de todas las personas que combaten el fuego de distintos puntos de la provincia a los que hay que sostener, no solo con la oración sino también con ayuda con diversos artículos de suma necesidad.

Es por ello que Cáritas, como otras entidades civiles, recibe donaciones para ellos en su sede diocesana y en las parroquias. Se puede acercar: agua mineral, bebidas isotónicas (hidratantes o deportivas), barras de cereales, entre otras cosas.

Monseñor Stanovnik expresó que “junto con monseñor José Adolfo (Larregain) y monseñor Domingo Salvador (Castagna), nos unimos a tantos hermanos y hermanas que vienen rezando en sus comunidades y con sus familias en los altares hogareños, para que Dios, Padre Bueno y Misericordioso, por intercesión de la Madre de su Divino Hijo Jesús, nos libre de estas tragedias, y nos alcance la gracia de ser un pueblo en el que todos nos amemos más, busquemos la unidad y nos preocupemos efectivamente de los que más padecen”.

Con la siguiente oración, se invita a rezar individualmente, en familia y en comunidad durante estas visitas de la Virgen:

"Ante los sufrimientos y angustias, que oprimen especialmente a nuestra provincia a raíz de los incendios y el Covid, acudimos a ti, Madre de Dios y Madre nuestra, implorando tu protección y tu consuelo.

"Vuelve a nosotros tus ojos misericordiosos en esta pandemia del coronavirus, como lo hiciste tantas veces en la vida de nuestro pueblo correntino, y consuela a los que, para evitar el contagio, no pueden estar cerca de los enfermos; y de los que se encuentran confundidos y lloran la pérdida de sus seres queridos, a veces sepultados de un modo que hiere el alma.

"Infunde confianza a quienes viven en el temor de un futuro incierto, por las consecuencias en la economía y en el trabajo, a raíz del desastre ambiental que ocasionan los interminables incendios.

"Ayúdanos a tomar conciencia de que esta querida Tierra es el gran recurso que Dios nos ha dado, no para ser desfigurada y explotada, sino para cultivarla y embellecerla, y en la que todos podamos vivir con dignidad. 

"Enséñanos a ser más fraternos y solidarios, especialmente con los afectados por estos males que hoy nos aquejan, para que salgamos generosos en ayuda de las numerosas formas de pobreza y situaciones de miseria en las que vive nuestro pueblo.

"Madre nuestra, concédenos un gran amor a tu divino Hijo Jesús, para implorar por Él, con Él y en Él, al Padre de misericordia, que esta dura prueba termine y nuestra vida pueda reanudar su curso normal con serenidad, caminando en la fe, la oración y el servicio.

"Nos encomendamos a ti, que brillas en nuestro camino como signo de salvación y de esperanza. ¡Oh clementísima, oh piadosa, oh dulce Virgen María! Amén".+