Domingo 26 de marzo de 2023

Obispos siro-católicos piden la liberación de Mosul y la llanura de Nínive

  • 12 de diciembre, 2014
  • Roma (Italia) (AICA)
Como cierre del Sínodo Anual de los obispos de la Iglesia siro-católica, celebrado en Roma del 8 al 10 de diciembre bajo la presidencia de Ignace Youssif III, patriarca de los sirios, los prelados dieron a conocer una declaración donde exhortan a los dirigentes de las grandes potencias y a los gobernantes de Irak que deben acelerar la liberación de Mosul y de la Llanura de Nínive de los yihadistas del Estado Islámico, para que los refugiados que huyeron de esas tierras puedan volver a vivir en sus hogares en paz y seguridad.
Doná a AICA.org
Como cierre del Sínodo Anual de los obispos de la Iglesia siro-católica, celebrado en Roma del 8 al 10 de diciembre bajo la presidencia de Ignace Youssif III, patriarca de los sirios, los prelados dieron a conocer una declaración donde exhortan a los dirigentes de las grandes potencias y a los gobernantes de Irak que deben acelerar la liberación de Mosul y de la Llanura de Nínive de los yihadistas del Estado Islámico, para que los refugiados que huyeron de esas tierras puedan volver a vivir en sus hogares en paz y seguridad.

El texto con las conclusiones del Sínodo está dividido en 9 puntos y expresa las expectativas, consideraciones y proyectos de los pastores de la Iglesia católica de rito oriental sobre el momento tan difícil que viven los pueblos del Oriente Medio, con especial referencia a las dificultades y al sufrimiento al que se enfrentan las comunidades cristianas locales.

Asimismo expresan gran satisfacción por la declaración final de la conferencia sobre terrorismo celebrada la semana pasada en la Universidad sunita de al-Azhar, que reafirmó con fuerza la necesidad de salvaguardar la convivencia fraterna entre cristianos y musulmanes en los países árabes y proteger su plena igualdad desde el punto de vista social y civil.

En el documento, difundido por la Agencia Fides, los obispos de la Iglesia siro-católica piden que se apliquen en la práctica los principios expresados en la Declaración de al-Azhar, invitando a los gobiernos a reconsiderar las políticas en esta perspectiva sobre los diferentes componentes religiosos y étnicos, y recordando también a las instituciones educativas que deben revisar los planes de estudio para purificarlos de cualquier contenido discriminatorio contra las comunidades no musulmanas.

En su pronunciamiento, entre otras cosas, los obispos reafirman, además, el derecho de los palestinos a establecer su propio Estado independiente, y anuncian la creación de un comité "ad hoc" designado para intensificar el diálogo ecuménico con los cristianos sirio-ortodoxos, con miras a la plena comunión.

Finalmente los prelados siro-católicos expresan su pleno apoyo a la propuesta -relanzado recientemente por el Patriarca copto-ortodoxo Teodoro II- de identificar una fecha compartida para la celebración de la Pascua por todas las Iglesias y comunidades cristianas.+