Viernes 21 de junio de 2024

Los obispos llaman a trabajar por una patria unida, con diálogo e inclusión

  • 11 de julio, 2023
  • Buenos Aires (AICA)
En el 207º aniversario de la Independencia, los prelados que integran la Conferencia Episcopal Argentina coincidieron en llamar a tender puentes de encuentro para construir un país más justo.
Doná a AICA.org

Como cada 9 de julio, las distintas diócesis del país, principalmente las que son cabeceras de provincias, celebraron el solemne tedeum para dar gracias a Dios, en esta ocasión por el 207° aniversario de la declaración de nuestra independencia. Durante la oración cívico-religiosa, pidieron inclusión, fraternidad y diálogo.

Jujuy
El obispo de Jujuy, monseñor César Daniel Fernández, presidió la oración cívico-religiosa y pidió no abandonar nunca el ejercicio de la escucha y del diálogo, “para la construcción de una patria más justa e inclusiva, donde todos encontremos el espacio que nos merecemos para desarrollarnos como personas”.

Corrientes
En la capital correntina, monseñor Andrés Stanovnik OFM reflexionó sobre la urgente necesidad de aprender a escuchar y advirtió contra la tentación de clausurarse en uno mismo, con la convicción de poseer toda la verdad, lo que conduce a la falta de escucha, a la negación del diálogo, y pone de manifiesto la incapacidad para establecer consensos y mantenerlos en el tiempo.

Posadas
La tradicional celebración religiosa, que se llevó a cabo en la Catedral de San José, fue presidida por monseñor Juan Rubén Martínez, quien expresó: "Sin el egoísmo que pone lo propio por encima de lo común, solo así podremos pensar un mañana mejor”. “Necesitamos seguir luchando por nuestros valores, por nuestra cultura”, declaró.

San Luis
Monseñor Gabriel Barba presidió el tedeum en la iglesia de La Merced de Villa Mercedes. En su homilía, pidió “que la independencia sea, no solamente un grato recuerdo de la memoria, sino especialmente, una construcción del presente”. En ese sentido, llamó a morir a lo individual por el bien común y pidió que nunca dejemos de poner el alma: “Pidamos por una Argentina siempre mejor, siempre de pie y nunca de rodillas. De rodillas solo frente a Dios”.

Quilmes
Monseñor Carlos Tissera presidió la celebración en la catedral Inmaculada Concepción. En su homilía, animó a “hacer de este lugar en que vivimos una casa para todos, donde nadie esté excluido”. A su vez, expresó que la Patria es un regalo de Dios, un don de su amor que estamos llamados a cuidar y a desarrollar.

9 de Julio
En el solemne tedeum en la catedral Santo Domingo de Guzmán, monseñor Ariel Torrado Mosconi invitó al diálogo, con "la clara conciencia de embarcarnos juntos en un verdadero camino", y destacó que “el mejor servicio ofrecido en esta coyuntura de la historia es suscitar vínculos de comunicación, tender puentes de encuentro y favorecer el diálogo”.

San Rafael
Monseñor fray Carlos María Domínguez presidió la celebración en la catedral, donde centró su mensaje en la “Oración por la Patria”, y llamó a construir entre todos una patria de hermanos. “El compromiso por el bien común consistirá en desterrar de nosotros toda actitud egoísta e individualista. El bien común será el resultado de la cooperación de las personas y fuente de deberes de todos los ciudadanos”, sostuvo.

Lomas de Zamora
Con motivo del día de la Virgen de Itatí, monseñor Jorge Lugones SJ presidió una misa en la parroquia de Banfield, que celebró su fiesta patronal. En la homilía, el prelado animó a “rezar por la paz y llevar a María de la Paz a muchos lugares, como dice Francisco, periferias no solo geográficas: estaciones, hogares de ancianos, centros de jubilados, clubes y plazas, sino también, periferias existenciales”.

Rafaela
La ceremonia en la catedral San Rafael estuvo presidida por el obispo diocesano, monseñor Pedro Torres, y fue concelebrada por el párroco, Alejandro Mugna,y el vicario, Ariel Botto. En su homilía, el prelado destacó que “hacer memoria es renovar la identidad, mientras caminamos tiempos complejos”. En ese sentido, llamó a “abrazar el futuro con esperanza, porque sabemos que no caminamos solos e invocamos al Dios eterno, como se hizo en el acta de declaración de la independencia”.+