Lunes 4 de julio de 2022

Obispos abogan por diálogo y cambios "necesarios" en Cuba

  • 12 de noviembre, 2021
  • La Habana (Cuba) (AICA)
En un mensaje a días de una nueva marcha ciudadana, exhortan a un diálogo "armónico y civilizado" para instrumentar cambios largamente deseados. También pidieron indulgencia para presos en protestas.
Doná a AICA.org

La Conferencia de los Obispos Católicos de Cuba (COCC) abogó por un diálogo "armónico y civilizado" y la instrumentación de "cambios necesarios" en el país, en un mensaje dado a conocer este jueves tras la 158ª Asamblea Plenaria que tuvo lugar del 8 al 11 de noviembre en la Casa Sacerdotal “San Juan María Vianney” de La Habana. 

A días de una nueva marcha nacional por cambios en la isla, y que las autoridades gubernamentales consideran ilegal y amenazan con reprimirla, los obispos cubanos recordaron que los ciudadanos tienen el derecho de expresarse libremente, sin temor a intimidaciones y represalias.

“Toda persona merece estima y reconocimiento de su dignidad, por su condición de ser humano e hijo de Dios, por ser ciudadano libre, sujeto de derechos y deberes. En consecuencia, todo cubano debería poder expresar y compartir libremente y con respeto, sus opiniones personales, su pensamiento o sus convicciones, incluso cuando disienta de la mayoría”, subrayaron.

Los prelados caribeños expresaron que constataron el aumento de un "clima de tensión y confrontación" en el país que a su juicio "no es saludable ni beneficia a nadie".

“Cualquier acto de violencia entre nosotros, ya sea física, verbal o sicológica, hiere gravemente el alma de la nación cubana y contribuye todavía más al pesar, al sufrimiento y a la tristeza de nuestras familias”, advirtieron.

“Un alma herida no está en condiciones de construir un futuro de esperanza. La violencia contradice la voluntad de Dios, pues Cristo ha asegurado: ‘Felices los que trabajan por la paz, porque ellos serán llamados hijos de Dios’”, añadieron.

Los obispos cubanos consideraron que "urge, cada vez más, la implicación de los cubanos en un proyecto de nación que involucre y motive a todos; que tenga en cuenta las diferencias, sin exclusiones ni marginaciones”.

“Pensamos que hace falta implementar mecanismos donde, sin temor a intimidación y represalias, toda persona pueda ser escuchada y se encaucen las insatisfacciones ante las duras realidades cotidianas que agobian a tantos, especialmente a los más empobrecidos y vulnerables”, puntualizaron.

En ese sentido, afirmaron que es “imprescindible la implementación de los cambios necesarios, tan largamente deseados, que favorezcan una vida digna y feliz para todos los hijos, aquí, en esta tierra nuestra”.

“¡Cuánto agradecerían tantas familias cubanas y la misma Iglesia, y cuánto disminuiría la tensión social, si hubiese un gesto de indulgencia para los que aún permanecen detenidos por los acontecimientos del pasado verano!”, aseguraron.

Plenaria electiva
La Asamblea Plenaria de la COCC tuvo carácter electivo y la Presidencia y la Comisión Permanente quedaron así conformadas:

Presidente: Mons. Emilio Aranguren Echeverría, obispo de Holguín.

Vicepresidente: Mons. Arturo González Amador, obispo de Santa Clara.

Secretario General: Mons. Juan de Dios Hernández Ruiz SJ, obispo de Pinar del Río.

El Comité Permanente se completa con el cardenal Juan de la Caridad García Rodríguez, arzobispo de La Habana, y monseñor Juan Gabriel Díaz Ruiz, obispo de Ciego de Ávila.+