Jueves 30 de junio de 2022

Obispo nigeriano lamentó la crisis del país: "Se parece a una guerra contra los cristianos"

  • 21 de diciembre, 2021
  • Madrid (España) (AICA)
La destrucción de las iglesias, de las escuelas cristianas y el asesinato de sacerdotes y pastores en el país demuestran que los ataques apuntan a los cristianos.
Doná a AICA.org

El obispo de Makurdi en Nigeria, monseñor Wilfred Chikpa, señaló recientemente que la crisis en el país “parece cada vez más una yihad contra los cristianos”.

En un mensaje publicado por la Fundación Pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN), el obispo dijo que la destrucción de las iglesias, de las escuelas cristianas y el asesinato de sacerdotes y pastores en el país demuestran que los ataques apuntan a los cristianos.

“El gobierno y algunos otros quieren que el mundo crea que la violencia en Nigeria no tiene nada que ver con la religión, sin embargo, cada vez parece más una yihad contra los cristianos”, dijo monseñor Anagbe. El prelado explicó, además, que los perpetradores de los ataques “provienen principalmente del extremo norte de Nigeria y son principalmente adherentes musulmanes”.

“Su patrón destructivo refleja otros grupos terroristas islámicos que operan en otros climas, y algunos de estos grupos nigerianos han profesado lealtad a grupos islamistas como ISIS o ISWAP”, dijo, agregando que todos los atacantes “son extremistas”. Durante años, comentó monseñor Anagbe, los extremistas apuntaron a las escuelas e iglesias cristianas “asegurándose de que la población se sienta desamparada, se vuelva hambrienta y analfabeta a mediano plazo”.

“En otras partes de Nigeria, las acciones viles dirigidas a los cristianos debido a su fe han sido un lugar común. Estos incluyen casos de agentes pastorales, como sacerdotes y monjas, que fueron secuestrados y liberados solo después del pago del rescate. Algunos son brutalmente asesinados incluso después de que se pagan rescates por su liberación”, dijo el obispo.

Agregó que la destrucción de iglesias e instalaciones médicas “apunta al hecho de que este terror está basado en la fe y tiene la intención de extinguir las poblaciones cristianas y la fe cristiana”. 

El obispo destacó el asesinato del seminarista Michael Nnadi y los sacerdotes Felix Tyolaha y Joseph Gor de la diócesis de Makurdi, como casos que muestran que los cristianos son el objetivo.

Para abordar las crisis, monseñor Anagbe dijo que es necesario que los cristianos y musulmanes en la nación de África occidental tengan “una discusión abierta sobre el papel de la fe en la sociedad”. “En un día como este, tenemos que decirnos una o dos cosas; tenemos que mirar a la otra persona a la cara y decir lo que sentimos por dentro. Siento una rabia furiosa, una rabia ardiente dentro de mí; sí, tenemos que estar indignados por los hechos que están sucediendo en nuestro país, de persecución religiosa, o de lo contrario descenderemos a la anarquía total con nuestra hipocresía piadosa y sin sentido de la corrección política”, comentó el obispo.

Señaló que puede resultar difícil mantener el “equilibrio” después de presenciar las atrocidades. Sin embargo, el obispo dijo que los líderes religiosos tienen el deber de garantizar que la gente se mantenga optimista sobre su futuro. “Nuestro papel como ministros de Dios es el de inspirar esperanza. El dolor es grande y las heridas tardarán en sanar; sin fe no podemos agradar a Dios y esta fe debe ser práctica”, aseguró

“Como líderes, el desafío que enfrentamos exige que tomemos medidas prácticas de fe para sanar y restaurar la esperanza de la gente”, dijo el prelado nigeriano y añadió: “Como líderes también, debemos demostrar la tenacidad necesaria para eliminar la humillación de nuestros hermanos cuya dignidad y derechos han sido constantemente abusados por un pueblo empeñado en exterminarlos sólo por la diferencia de creencias”.+