Lunes 15 de agosto de 2022

Nueve de Julio se prepara para tener su primer santuario diocesano

  • 22 de septiembre, 2017
  • Nueve de Julio (Buenos Aires) (AICA)
La parroquia Nuestra Señora de Fátima, de la ciudad de Nueve de Julio, se convertirá en el primer santuario de la diócesis, en una celebración que se realizará el próximo 13 de octubre, a las 19. Reconocidos artistas junto con restauradores se encuentran trabajando para embellecer el templo, pronto centro de espiritualidad mariana.
Doná a AICA.org
Avanzan las obras para la erección de la parroquia Nuestra Señora de Fátima como santuario, el primero que tendrá la diócesis de Nueve de Julio. Ya se están restaurando las imágenes y el antiguo retablo que pertenecieron a la iglesia Santo Domingo de Guzmán -hoy catedral- y que estaban en depósitos del museo municipal local.

Entre las obras previstas está contemplada la reconstrucción total del espacio en torno al altar mayor (presbiterio) y se agrandaron los ventanales en donde se colocarán vitrales con las escenas bíblicas.

El obispo de Nueve de Julio, monseñor Ariel Torrado Mosconi, comunicó la decisión de convertir esta iglesia en un centro de espiritualidad mariana para la diócesis en la celebración por los 100 años de las apariciones de Fátima el 13 de mayo pasado.

El prelado anunció que la erección del santuario será el próximo 13 de octubre, a las 19.

Desde el anuncio, las obras avanzan a paso firme tanto en lo que hacen a la estructura edilicia propiamente dicha como a las obras artísticas que embellecerán el lugar sagrado. Para ello, el 6 de septiembre llegaron a la ciudad de Nueve de Julio dos muralistas argentinos que recientemente trabajaron en los jardines del Vaticano: Mónica Corrales y Eduardo Díaz Hermelo, quien también es historiador de arte. Los artistas, que se ofrecieron generosamente a embellecer el futuro centro espiritual, tendrán a cargo la producción de varios elementos ornamentales, entre ellos los vitrales y el frente. Además, se espera la llegada de un tercer artista de origen polaco.

El futuro santuario pretende brindar numerosos servicios espirituales a la comunidad, entre ellos, retiros y jornadas, rezos comunitarios, catequesis para adultos y desarrollar escuelas de oración. También, procura convertirse en un verdadero centro de meditación donde se ofrezca, entre otras cosas, acompañamiento espiritual tanto a través de los sacerdotes como de laicos preparados para tal fin.

Tres significativos regalos para el santuario
Durante estos últimos días llegaron al obispado tres significativos regalos para el futuro santuario de Nuestra Señora de Fátima. Se trata de una reliquia con sangre de san Juan Pablo II, un ladrillo que perteneció a la Puerta Santa del Jubileo de la Misericordia y una piedra de la tumba del apóstol San Pedro en Roma.+