Jueves 3 de diciembre de 2020

Nuestra Señora del Rosario del Trono: un tesoro de San Luis, dijo Mons. Barba

  • 6 de octubre, 2020
  • San Luis (AICA)
El obispo de San Luis presidió las fiestas en honor a Nuestra Señora del Rosario del Trono en el santuario diocesano.

En domingo 4 de octubre, el obispo de San Luis, monseñor Gabriel Barba, celebró la misa en honor a la patrona de la provincia, Nuestra Señora del Rosario del Trono.

El obispo estuvo acompañado por los presbíteros Aníbal Sosa y Jesús López, en una celebración que tuvo lugar en el santuario mariano Nuestra Señora del Rosario del Trono. 

Durante su homilía, el prelado expresó: “Nuestra Señora del Rosario del Trono es un tesoro del pueblo de San Luis. Un tesoro de la historia, del presente y, debemos guardarla en nuestro corazón”.

Monseñor Barba lamentó no poder participar en la caravana de la Virgen, pero resaltó que “una vez más, Nuestra Señora del Trono visita las calles de San Luis, dando su bendición que tanto necesitamos”.

Luego se refirió al Evangelio del día: “El ángel le dice a María: No temas. Nunca olvidemos esa frase que María y José necesitaron escuchar: No temas”. Y continuó: “Lo mismo nos va a pasar a nosotros tantas veces en la vida. En momentos de incertidumbre, de duda, de miedos: No temas”.

Campaña Donación AICA

Además, el prelado insistió en que Dios “no busca grandes seres humanos, ni personas perfectas. La vida también es un don que Dios nos va dando, pero es un proceso. Dios nos ama siendo pecadores”. E invitó a la comunidad a regresar a sus hogares “intentando rezar el Magníficat y proclamar la grandeza del Señor como María, abandonarnos en el camino del Señor”.

“María hizo posible que la obra de Dios se extendiera por toda la humanidad y que por la intercesión de la Virgen Madre del Trono nos ayude a decir SÍ, que ingrese en esta sociedad de San Luis y la transforme”, sostuvo.

Antes de culminar su homilía, el obispo encomendó a “Nuestra Madre del Trono nuestra provincia, pidiéndole la gracia de la lluvia, el cese de los incendios y que fortalezca a todos que, incansablemente trabajan: los bomberos, el personal de la salud, el personal policial, que los bendiga y los proteja”.

Al culminar la Eucaristía, monseñor Barba rezó la oración a Nuestra Señora del Rosario del Trono, y sostuvo que es fundamental transmitir esta devoción a los hijos, a los adolescentes, y a los jóvenes. También agradeció a quienes trabajaron en la organización de la novena y peregrinación de la Virgen, al coro, y a los sacerdotes que acompañaron esta festividad. Y concluyó con una bendición especial para toda la provincia.+