Sábado 16 de octubre de 2021

Más de 600.000 evangélicos se manifestaron "Por las dos vidas"

  • 5 de agosto, 2018
  • Buenos Aires (AICA)
Más de 600 mil personas se congregaron este sábado 4 de agosto en el Obelisco para participar de la manifestación "Por las dos vidas" convocada por la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas (Aciera). Hubo artistas evangélicos, pañuelos celestes y consignas como "Salvemos las 2 vidas", "Jesús es el camino" y "Si votás por el aborto, yo no te voto".
Doná a AICA.org
Con una convocatoria de más de 600 mil personas, la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas (Aciera) llevó a cabo el 4 de agosto la manifestación "Por las dos vidas", que desbordó la avenida 9 de Julio contra del aborto legal.

La manifestación de los fieles evangélicos fue la más multitudinaria hasta el momento, y estuvo acompañada por católicos que se sumaron a la consigna y se unieron para gritar una vez más "Vale toda vida".

Sobre un escenario con pantalla gigante se presentaron bandas evangélicas de rock, pop y folclore. En medio de las tandas musicales, invitaron a hacer una "selfie", se cantó el himno nacional, y hubo oraciones por las familias, por los senadores, por los bebés que están por nacer, y por las madres que están en crisis. Sobre la calle, el público cantaba y rezaba con los brazos en alto. Hubo familias, pero sobre todo muchos jóvenes.

En el país hay más de 16.000 iglesias evangélicas. De ellas, 15.000 pertenecen a la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (Aciera), que organizó el encuentro. En un comunicado, la institución aseguró que "las Iglesias evangélicas de la Argentina no apoyarán a ningún candidato que promueva el aborto".

Al respecto, su presidente, Rubén Proietti, dijo a Clarín que "los legisladores no están representando el sentir del pueblo" y mencionó a "las presiones que los están haciendo cambiar de postura". Incluso, fue más allá: "Tengo registrado por videos a diputados que mostraban el pañuelo celeste, decían que estaban por la vida, y a último momento votaron en contra. Rechazamos esa hipocresía. La política no es sucia, los sucios son los políticos que se venden".

Paula Delvecchio, pastora a cargo del único discurso de la jornada, también se dirigió a los legisladores: "Senadores y senadoras de la Nación. En sus manos está la decisión más importante de su mandato. No importa cuál sea su ideología política: en esto se trata de cruzar la línea entre la vida y la muerte. Para el pueblo evangélico aquí representado, esa línea no es negociable", leyó sobre el escenario.

Por su parte, Raúl Magnasco, presidente de Más Vida, organización provida que nuclea a un millón de personas, informó en un comunicado que "pasamos de ser la mayoría silenciosa, a la mayoría activa de nuestro país. La ?ola celeste? se transformó en una marea celeste, que trascendió las fronteras llegando a 16 países. Si la votación del miércoles se confirma a favor de la vida, será una victoria de toda América unida, no solo de la Argentina".

En el marco del debate por la legalización del aborto que se lleva a cabo en estos días en el Congreso, la manifestación apuntó a reafirmar "el valor y derecho a la vida", señalaron los organizadores. A la vez, expresaron su "rechazo a cualquier propuesta política que promueva, adhiera o legalice el aborto en la Argentina".

"La Concentración Nacional ´Salvemos las dos vidas´ tiene el propósito de declarar que el aborto es una práctica criminal y de tortura a un niño por nacer y no es ?como se intenta instalar? una política de salud ya que no persigue curar, sino causar la muerte", concluyó Aciera en su comunicado.+