Viernes 1 de julio de 2022

Mons. Fisichella presentó las iniciativas de la IV Jornada Mundial de los Pobres

  • 12 de noviembre, 2020
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Presentación de la IV Jornada Mundial de los Pobres que celebrará el próximo domingo y cuyo tema es "Tiende tu mano al pobre"
Doná a AICA.org

El presidente del Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización, monseñor Rino Fisichella, presentó esta mañana, en una conferencia en línea desde la Sala Juan Pablo II de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, las iniciativas para la IV Jornada Mundial de los Pobres que se llevará a cabo el domingo 15 de noviembre y cuyo tema es "Tiende tu mano al pobre".

“Visionariamente, el Santo Padre en ese Mensaje quiso enfatizar la emergencia a la que la pandemia por Covid-19 ha sometido al mundo entero. Retomar algunas expresiones de ese texto puede ayudar a comprender las iniciativas instrumentadas para ofrecer un signo concreto de asistencia y apoyo al número cada vez mayor de familias que se encuentran en una dificultad objetiva”, comenzó explicando monseñor Fisichella.

El prelado recordó que el mensaje del papa Francisco para esta jornada fue hecho público el pasado 13 de junio, memoria litúrgica de San Antonio de Padua, y “retomar algunas expresiones de ese texto puede ayudar a comprender mejor las iniciativas llevadas a la práctica para ofrecer un signo concreto de asistencia y apoyo para esta Jornada”, señaló.

“Tender la mano es un signo que recuerda inmediatamente la proximidad, la solidaridad, el amor. En estos meses, en los que el mundo entero estuvo como abrumado por un virus que trajo dolor y muerte, desaliento y desconcierto, ¡cuántas manos tendidas hemos podido ver! La mano tendida del médico, de la enfermera y el enfermero, de los que trabajan en la administración, del farmacéutico, del sacerdote. La mano tendida del voluntario que socorre a los que viven en la calle y a los que, a pesar de tener un techo, no tienen comida. La mano tendida de hombres y mujeres que trabajan para proporcionar servicios esenciales y seguridad. Y otras manos tendidas que podríamos describir hasta componer una letanía de buenas obras. Todas estas manos desafiaron el contagio y el miedo para dar apoyo y consuelo”.

La misa presidida por el Papa en la Basílica de San Pedro
Una de las primeras iniciativas que anunció monseñor Fisichella para la celebración de esta IV Jornada Mundial de los Pobres fue la celebración de la Eucaristía, que presidirá el papa Francisco, el domingo 15 de noviembre a las 10 en la basílica de San Pedro.

“En la misa –que será transmitida en vivo por 'streaming'- participarán sólo 100 personas en representación simbólica de todos los pobres del mundo, además de los voluntarios y benefactores; asimismo, las lecturas serán proclamadas por algunas personas que son asistidas cada día por diferentes asociaciones caritativas”, explicó el presidente del Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización.

La Clínica Móvil bajo la columnata de San Pedro
Otra iniciativa para esta Jornada es la Clínica Móvil que viene funcionando bajo la columnata de la Plaza de San Pedro. Gracias a la Limosnería Apostólica, es posible realizar la prueba médica a los pobres que deben tener acceso a los dormitorios o a los que quieren volver a su patria. La Clínica Móvil está abierta de 8 a 14 y realiza unas 50 pruebas al día.
Lamentablemente, afirmó monseñor Fisichella, a causa de la pandemia, como es posible imaginar, algunos tradicionales signos realizados en los años anteriores fueron suspendidos para cumplir con la normativa sanitaria vigente. En particular, precisó el prelado, el Campamento Médico en la Plaza de San Pedro y el almuerzo con 1500 pobres junto al obispo de Roma en el Aula Pablo VI.

Productos de primera necesidad para parroquias de Roma
Monseñor Rino Fisichella explicó que gracias a la generosidad de algunos benefactores se pudieron realizar algunos signos muy simples pero que expresan la cercanía y la atención del papa Francisco en esta coyuntura.

Otra de estas iniciativas se realizará con el apoyo de Roma Cares y la generosidad de los Supermercados Elite, actualmente estamos enviando 5000 paquetes de productos de primera necesidad a las familias de unas sesenta parroquias de Roma que, especialmente en este período, se encuentran en dificultad.

Cada caja contiene alimentos de diversos tipos (fideos, arroz, salsa de tomate, aceite, sal fina y gruesa, harina, café, azúcar, mermelada, atún, galletas y chocolate) de marcas particularmente prestigiosas, junto con tapabocas y una tarjeta con una plegaria del papa Francisco.

De la misma manera, añadió, la fábrica de fideos “La Molisana” también este año quiso estar presente en nuestras iniciativas con 2,5 toneladas de los renombrados fideos, que se destinarán a diversas casas hogares y asociaciones caritativas.

Es importante mencionar a la Société des Centres Commerciaux Italia SRL y a la Fundación Robert Halley, que quisieron apoyar las iniciativas del Santo Padre con su generosidad en favor de los numerosos pobres presentes en la ciudad y asistidos por tantas realidades eclesiales.

Barbijos para jóvenes estudiantes
El prelado señaló también que con el apoyo de Seguros UnipolSai se envió un primer bloque de 350.000 barbijos, para al menos 15.000 estudiantes de diferentes grados escolares, especialmente en la gran periferia de la ciudad, para ser de nuevo un apoyo a las familias y al menos liberarlas del gasto de las mascarillas quirúrgicas. Al mismo tiempo, quiere ser una invitación a los jóvenes estudiantes para que no subestimen los riesgos de la pandemia sobre todo con comportamientos que podrían perjudicar a las personas ancianas.

El subsidio pastoral que acompaña estas iniciativas
Para esta Jornada Mundial de los Pobres, precisó monseñor Fisichella, se preparó un subsidio pastoral, para ayudar a las parroquias y a las diferentes realidades eclesiales, que puede considerarse un instrumento eficaz para que la Jornada no se limite sólo a las iniciativas caritativas, sino que éstas sean sostenidas por la oración personal y comunitaria que nunca puede faltar para que el testimonio sea pleno y eficaz.

Como cada año, el subsidio, además de la edición italiana impresa por Ediciones San Pablo, se tradujo a cinco idiomas (español, francés, inglés, portugués y polaco) y las versiones respectivas están disponibles en línea en el sitio web del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización. +