Lunes 16 de mayo de 2022

Monseñor Barbaro: "Un no a la vida, nos perjudica a todos, nos corrompe"

  • 22 de diciembre, 2020
  • Presidencia Roque Sáenz Peña (Chaco) (AICA)
El obispo de San Roque rezó una misa por la vida en la catedral diocesana, en el marco de una serie de actividades que se están realizando en la diócesis por la defensa de toda vida humana.
Doná a AICA.org

El obispo de San Roque, monseñor Hugo Barbaro, presidió el domingo 20 de diciembre una misa en la catedral diocesana en la que hizo especial referencia a la defensa de toda vida humana. 

En presencia de autoridades civiles y la comunidad diocesana, el prelado reflexionó con el Evangelio del día y se refirió al próximo debate sobre el aborto: “Con la respuesta de María comenzó a existir en ella el Hijo de Dios. Estamos rezando, y le pedimos a la Santísima Virgen, por la defensa de la vida del que aún no nació”. 

“Con tanta facilidad de noticias, tal vez guardemos alguna imagen terrible de condenados a muerte por la crueldad humana pidiendo clemencia para poder vivir. Es duro pensar que nos piden clemencia tantos no nacidos en todo el mundo. Son fuertes los testimonios de médicos líderes en la práctica abortiva contando como han captado que destruían vidas humanas; su arrepentimiento público los llevó a trabajar a nivel mundial por la defensa de la vida”.

Estando “a las puertas de la Navidad”, monseñor Barbaro rogó a Dios “que encienda luces en la mente de quienes no valoran las vidas de los no nacidos, que las encienda en nuestros legisladores que tienen la gran responsabilidad en la decisión que se debate”.

“La responsabilidad es grande. Con la excusa por ejemplo de abrir la puerta a quienes lo quieran practicar, se estaría abriendo una herida profunda en la sociedad. La vida -y para los creyentes la fe- son los tesoros que tenemos, y es ese el sentir de tantos pobres en el Chaco; con sensatez y corazón grande consideran la vida su único tesoro y saben ser solidarios con toda mujer embarazada”, sostuvo.

Por eso, animó a “trabajar juntos para resolver los problemas, tantas veces tan duros, que llevan a pensar que la solución es destruir la vida que se está gestando, cuando el problema no es esa vida, sino muchos otros”. 

Al finalizar y refiriéndose a la fuerza evangelizadora de los primeros cristianos, el obispo animó a imitarlos: “Esto hacían los primeros cristianos; con heroísmo, y lograron que se fueran transformando la familia, que la sociedad sea más humana, y no sigan sucediendo atrocidades. Hoy como entonces la ausencia de Dios es como las cataratas en el ojo, un velo que impide ver dónde está el bien. Somos los brazos de Cristo para que la luz de Dios, su Gracia, llegue a todos los sitios”.   

Actividades por la vida
Siguiendo la invitación de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Argentina y motivados por el obispo de la diócesis, los fieles con sus respectivos párrocos realizan actividades y celebraciones pidiendo por la defensa de la vida. 

Entre las actividades destacadas, se encuentra la caravana por la vida que llevaron a cabo todas las parroquias de Presidencia Roque Sáenz Peña el pasado 7 de diciembre. Un nutrido número de vehículos y con las medidas sanitarias, recorrió toda la ciudad y se difundió por distintos medios. 

Asimismo, se continúan organizando jornadas de oración y ayuno en las distintas parroquias, se ofrecen misas por la vida; también varios municipios se declararon ciudad pro-vida.+