Jueves 26 de mayo de 2022

Mons. Zanchetta instó a dar lo mejor de cada uno en la colecta de Cáritas

  • 3 de junio, 2016
  • San Ramón de la Nueva Orán (Salta) (AICA)
El obispo de Orán, monseñor Gustavo Oscar Zanchetta, animó a la comunidad diocesana a participar de la Colecta Anual de Cáritas Argentina, que se realizará los días 11 y 12 de junio con el lema "Si das lo mejor de vos el mundo será distinto". Exhortó a dar lo mejor de cada uno para que esta iniciativa solidaria sea "expresión de convicciones profundas que broten de nuestro compromiso en la fe, a fin de involucrarnos decididamente en función del bien de toda la sociedad, especialmente de los más pequeños" y con el objetivo de trabajar junto para que no haya que sufrir ninguna muerte más por desnutrición.
Doná a AICA.org
El obispo de Orán, monseñor Gustavo Oscar Zanchetta, animó a la comunidad diocesana a participar de la Colecta Anual de Cáritas Argentina, que se realizará los días 11 y 12 de junio con el lema "Si das lo mejor de vos el mundo será distinto".

"Precisamente ?dar lo mejor de nosotros? nos inspira algo más que donar una cantidad de dinero; el cual a la mayoría no le sobra, al contrario. Se trata más bien de entregar lo que somos antes que dar lo que tenemos. Y esto siempre ha tenido para los cristianos un sentido más profundo: compartir sencillamente el don de la vida, lo cual implica también poner en común los bienes materiales. Porque todos somos hijos de Dios y todos tenemos la misma dignidad", destacó en un mensaje.

El prelado pidió a la comunidad diocesana tomar "muy en serio el compromiso de colaborar con las distintas instancias de esta colecta anual, sea en los templos como en las calles, a fin de ayudar solidariamente, pero sintiéndonos parte de esta Iglesia ?en salida? a la cual el papa Francisco sigue animando a ser ?la comunidad de discípulos misioneros que primerean, que se involucran, que acompañan, que fructifican y festejan?".

"Hermanos, estamos transitando meses difíciles donde los ajustes los están sintiendo severamente los pobres, los más indefensos. Y resulta angustiante esta situación porque se repite lamentablemente por demasiado tiempo la triste realidad de que en nuestro país el costo de las transformaciones lo pagan siempre los más vulnerables, los más débiles", advirtió.

"Desde el norte de nuestra Patria llamo la atención de quienes tienen la enorme responsabilidad moral de conducir a la nación acerca de esto. Y lo expreso con cabal conocimiento de la situación de pobreza y marginalidad que sufren miles de personas que habitan en nuestro extenso territorio diocesano - particularmente los hermanos de los pueblos originarios - y que padecen esta desigualdad desde hace ya demasiados años", precisó.

Monseñor Zanchetta expresó también su perplejidad al "contemplar, con el paso de los meses, las reiteradas noticias que reflejan un mal que nos viene socavando como nación constituida desde hace largo tiempo: la corrupción".

Tras citar los conceptos sobre el mal de la corrupción vertidos por los obispos en documento "Bicentenario de la Independencia, tiempo para el encuentro fraterno de los argentinos", exigió "no mirar para otro lado frente a las urgencias de los pobres".

"La indiferencia es también una característica del corrupto. Sólo le importa cumplir su objetivo, aunque implique un costo que siempre lo pagan otros, y que a veces conlleva la pérdida de la vida misma. No caigamos en esa tentación", aseveró.

El obispo reconoció que la colecta de Cáritas "puede ser apenas un granito de arena mirando todos los desafíos que reclaman nuestra participación en función del bien común. Sin embargo el trabajo tesonero y perseverante de tantos voluntarios, que a través de Cáritas nos siguen primereando con el ejemplo, nos tiene que animar a participar activamente en esta iniciativa, fundamentalmente con esperanza".

Por último, monseñor Zanchetta exhortó a "dar lo mejor de nosotros mismos y que esta colecta anual sea expresión de convicciones profundas que broten de nuestro compromiso en la fe, a fin de involucrarnos decididamente en función del bien de toda la sociedad, especialmente de los más pequeños" y a trabajar todos para que "no tengamos que sufrir ninguna muerte más por desnutrición".+