Jueves 16 de septiembre de 2021

Mons. Urbanc dedicó un templo a la Virgen de Lourdes

  • 14 de febrero, 2018
  • Tintigasta (Catamarca)
El obispo de Catamarca, monseñor Luis Urbanc, presidió el 10 de febrero, en la víspera de la fiesta en honor de Nuestra Señora de Lourdes, la dedicación de un templo en honor de dicha advocación, en la localidad de Tintigasta. Además, consagró el altar y bendijo la pila bautismal, el ambón, el sagrario y la gruta donde permanecerá la imagen de la Virgen.
Doná a AICA.org
El obispo de Catamarca, monseñor Luis Urbanc, presidió el 10 de febrero la dedicación de un templo en honor de Nuestra Señora de Lourdes, en la localidad de Tintigasta.

En la víspera de la fiesta litúrgica de Nuestra Señora de Lourdes, patrona de los enfermos y del pueblo de Tintigasta, los fieles de la parroquia Inmaculada Concepción celebraron agradecidos la dedicación del templo en honor a su patrona y la consagración del altar y bendición de la pila bautismal, el ambón, el sagrario y la gruta donde permanecerá la imagen de la Virgen.

Los fieles se congregaron en la entrada del templo, donde las glosas leídas por el director de la escuela Nº 19, Prof. Santiago Leguizamón, dieron la bienvenida a las autoridades eclesiales y civiles.

Tras la entonación de las estrofas del himno nacional y del himno de Catamarca, dos delegados del pueblo e integrantes del Consejo Pastoral dieron la bienvenida a monseñor Urbanc y a los seminaristas de la diócesis, quienes se encontraban participando de una convivencia en la Villa de El Alto desde el 30 de enero. Asimismo, agradecieron a todas las personas que colaboraron para que el sueño del templo sea hoy una realidad.

Finalizadas las palabras alusivas, el presidente de la agrupación gaucha Nuestra Señora de Lourdes, Alejandro Rastelli, hizo entrega de la llave al obispo, para que abra las puertas del templo.

La ceremonia litúrgica presidida por el obispo y por el párroco, presbítero Eugenio Pachado, comenzó con la lectura del decreto correspondiente. Luego se procedió a la bendición de la pila bautismal y se roció al pueblo con agua bendita. Antes de la proclamación de la Palabra, el obispo bendijo el ambón.

En su homilía, monseñor Urbanc explicó el sentido de la consagración del altar, indicando que "es el lugar más importante donde Jesucristo se entrega en cada Eucaristía por nosotros", y recordó que "la Iglesia, que son ustedes, se debe reunir aquí para agradecer, hacer oración, pedir y vivir los sacramentos".

Al referirse a las vocaciones sacerdotales, pidió encarecidamente que se ore para que las familias puedan ofrecer sus hijos a Dios y la Iglesia pueda responder a los desafíos y necesidades actuales.

Finalmente, exhortó a los fieles a que reverencien el altar cada vez que ingresen y salgan del templo, tal como el sacerdote besa el altar al iniciar y al finalizar la Santa Misa.

Después de la predicación, continuó el rito de la dedicación del templo y la consagración del altar.

Para finalizar la celebración, el obispo bendijo el sagrario donde quedó reservado el santísimo cuerpo de Cristo para su adoración y para llevarlo a los enfermos y ancianos. Durante la celebración eucarística, cinco niños del lugar recibieron su Primera Comunión.

El presbítero Eugenio Pachado, párroco de Inmaculada Concepción, agradeció por su parte la presencia del obispo y de los seminaristas, al igual que a todos los colaboradores, especialmente al Consejo de Pastoral filial y a los misioneros de Nuestra Señora de Lourdes, quienes vinieron desde Tucumán, entre los años 2008 y 2014 a evangelizar en la comunidad. Pidió también a los pobladores del lugar que participen de la misa todos los segundos y cuartos sábados de cada mes a las 8.

El sacerdote destacó que el templo reúne todos los elementos litúrgicos, que fueron donados por la comunidad y por personas devotas de la Virgen de Lourdes.

La construcción del templo se inició en 2008, siendo Administrador Parroquial el presbítero Héctor Moreno. La obra demoró una década en ser concluida.

El altar, el ambón, la pila bautismal, el sagrario y la gruta fueron realizados en su totalidad con piedra tallada del lugar y la mano de obra del artesano picapedrero Adán Arancibia, también de la zona.+


AICA la hacen y la sostienen sus propios lectores mediante aportes voluntarios. Para enviar su donativo mediante tarjeta de crédito o de débito, transferencia bancaria, Pago Fácil, Rapipago y otras opciones, ingrese en: http://donar.aica.org/