Viernes 17 de septiembre de 2021

Mons. Torres Carbonell llama a vivir un Pentecostés "nuevo, lleno del Espíritu"

  • 20 de mayo, 2021
  • Gregorio de Laferrere (Buenos Aires) (AICA)
"Hace falta ponerlo a Jesús en medio nuestro y así descubrir cómo llevarlo a Él, siendo portadores de esa esperanza que se renueva en su Amor que siempre es creativo. Y en todo tiempo", afirmó.
Doná a AICA.org

El obispo de Gregorio de Laferrere, monseñor Jorge Torres Carbonell, consideró que este nuevo Pentecostés, que la Iglesia celebrará el próximo domingo, es un llamado a “permanecer con Jesús que es seguir poniendo la confianza en Él y así crecer con su gracia que nos sostiene iluminándonos y fortaleciéndonos”.

“En estos tiempos en los que hay voces que nos hacen ruidos extraños porque se confrontan esas voces, es bueno seguir manteniendo la serenidad que ayudará a no quedar confundidos. Y por eso hace falta no perder la centralidad que hemos puesto en Cristo y por lo tanto, el sentido de trascendencia que nos hará formular una y otra vez cómo responder desde Dios al momento actual, en lo personal y en lo comunitario”, expresó en un mensaje.

Tras sostener que “por lo que volver a escuchar la Palabra de Dios y a los que ayudan a no perder ese sentido de la trascendencia, nos cuidará la esperanza”, afirmó que “sería volver a descubrir en el seguimiento de Jesús, la vocación única a la que Dios nos sigue llamando”.

“Cuanto más capaces seamos de discernir la voz de Dios en nuestras vidas diarias, más capaces -destacó- seremos de escucharlo cuando tengamos que responder a lo difícil en estos cambios de hábitos en la vida. Que están en el trabajo, que para muchos es rebuscarse; en la escuela, que se había iniciado y tuvo que detenerse y en los contagios, que han obligado otra vez a los encierros”.

“Es ésta una realidad marcada por la incertidumbre, pero hay que ser muy solidarios con lo que sigue costando con tantos contagios y fallecimientos. Repitiendo también, el desgaste que supone todo esto para los que trabajan en la salud. No es un tema este que cansa por lo repetido, es la realidad que exige mucho, por el tema salud y las consecuencias en la vida social que mencioné antes”, agregó.

Monseñor Torres Carbonell indicó que “la dificultad está cuando impedimos o nos impedimos la creatividad del amor, el nuestro y el de Jesús”, por lo que afirmó: “A Jesús le pedimos que le dé forma y sentido a esta búsqueda en este tiempo complejo, porque creemos que camina con cada uno, como los discípulos de Emaús, sosteniendo nuestros pesares, dudas y en ocasiones con gran necesidad de desahogo”. 

“Vivamos lo que acontece, nos hemos encontrado quizás como hace mucho que no lo hacíamos y compartimos esta escuela del adaptarnos a recibir y vivir la vida como viene, rompiendo títulos de que ahí Dios no está. Sí está, porque está la vida necesitada y es ‘Cristo que vino a darnos vida y vida en abundancia’. Ha costado vivir el despojo, porque cuestiona seguridades, desordena ritmos, porque obliga a salir de los encierros. Pero no olvidemos que donde ‘estaban las puertas cerradas’, Jesús se puso en medio y les deseó paz a los suyos”, recordó.

“Ellos se llenaron de alegría por su presencia y los envió para que con sus vidas anuncien el mensaje sanador del perdón. Y que cuando recibimos el perdón, nuestro corazón se llena de esperanza. Necesitamos ese envío, nos hace falta ponerlo a Jesús en medio nuestro y así descubrir cómo llevarlo a Él, siendo portadores de esa esperanza que se renueva en su Amor que siempre es creativo. Y en todo tiempo”, concluyó.+