Martes 4 de octubre de 2022

Mons. Torrado Mosconi valoró el modelo de pobreza, oración y fraternidad de Santo Domingo

  • 10 de agosto, 2022
  • Nueve de Julio (Buenos Aires) (AICA)
En la festividad de Santo Domingo de Guzmán, la ciudad y la diócesis de Nueve de Julio celebraron a su patrono con una misa en la catedral, presidida por el obispo, monseñor Ariel Torrado Mosconi.
Doná a AICA.org

El obispo de Nueve de Julio, monseñor Ariel Torrado Mosconi, presidió el 8 de agosto la misa en honor de Santo Domingo de Guzmán, patrono de la diócesis y de la ciudad cabecera. En su homilía, llamó a ser una comunidad "orante, fraterna y misionera", y poder dar así un testimonio evangelizador.

La comunidad nuevejuliense fue preparándose a la celebración de su santo patrono Domingo de Guzmán con una novena de la que participaron los diferentes grupos de la parroquia, orando y reflexionando en torno a la realidad de los distintos componentes de la comunidad.

Este año, los festejos tuvieron un marcado tono misionero, al contar con el testimonio de su párroco, el presbítero Guillermo Gómez, quien acaba de regresar de una experiencia misionera en la diócesis de Xai-Xai en Mozambique, experiencia que la feligresía acompañó con su oración y colaboración.

El 8 de agosto, fiesta de Santo Domingo, luego de un momento de oración mariana comunitaria del cual tomaron parte representantes de los diferentes grupos de la comunidad, mosneñor Torrado Mosconi presidió la misa, concelebrada por el nuevo vicario general, monseñor Carlos Tibberi, los sacerdotes de la catedral y los miembros del Consejo Presbiteral y el Colegio de consultores, quienes habían jurado su oficio por la mañana.

En su homilía, el obispo relacionó las lecturas de la Palabra de Dios proclamadas, la vida de Santo Domingo y la realidad diocesana actual, reflexionando sobre la pobreza, la oración, la fraternidad, como rasgos destacables del Santo que se convierten en lección para esta Iglesia particular concreta y su misión en el momento presente.

"La oración -señaló- no solamente sostiene, sino que da contenido a la Iglesia y a la evangelización, porque pone al hombre en comunicación con Dios. La pobreza de personas, medios y recursos, puede ser fecunda si la reconocemos serenamente, sin pesimismo, y aprendemos a ser generosos dando desde nuestra pobreza. La fraternidad, por último, vivida cotidianamente en vínculos de reciprocidad, solidaridad y comunicación, impulsa la misión y la tarea pastoral", aseguró.

Al finalizar la Eucaristía, el párroco agradeció la participación de los presentes, entre quienes se encontraban el intendente interino y otras autoridades, y valoró especialmente la contribución de los fieles, no solamente en cuanto a lo vivido en estas fiestas patronales sino también a la tarea evangelizadora durante todo el año.+