Viernes 12 de agosto de 2022

Mons. Tissera: "Preocupa ver al Niño Jesús en su abandono en la periferia, su pobreza"

  • 26 de diciembre, 2016
  • Quilmes (Buenos Aires)
En su mensaje de Navidad, el obispo de Quilmes, monseñor Carlos José Tissera, expresó su preocupación por el crecimiento de la pobreza, el aumento de la cantidad de niños que "necesitan comer", el trabajo que está faltando y el "dinero que no alcanza", por lo que exhortó a unirse en el reclamo de las 3T que plantea el papa Francisco: techo, tierra y trabajo. "Argentina es una gran familia. Así lo valoramos y lo vivimos en Navidad. En una familia, si hay un privilegiado, es el más vulnerable y sufriente. Allí está Jesús", subrayó.
Doná a AICA.org
Al contemplar al Niño Jesús en el pesebre, el obispo de Quilmes, monseñor Carlos Tissera, aseguró que "preocupa verlo en su soledad, su abandono en la periferia, su pobreza, su fragilidad y debilidad" y precisó que "en estos días, caminando por las calles de nuestros tres partidos, he escuchado y he visto en los rostros de la gente la preocupación por lo que nos está pasando".

"Ha crecido la pobreza en los hogares; ha aumentado la cantidad de niños, adolescentes y hasta jóvenes que necesitan comer; se han abierto nuevos comedores en los barrios; el trabajo está faltando; el dinero no alcanza; ha crecido el número de prestamistas inescrupulosos en los barrios; las pequeñas y medianas empresas están en serias dificultades", advirtió en su mensaje de Navidad.

"Más que nunca seguimos diciendo que es necesario unirnos en el reclamo de las tres T: techo, tierra y trabajo. De allí derivan los grandes problemas de la asistencia sanitaria, de la educación y de la violencia familiar. Sin un lugar digno para vivir y un trabajo digno, no hay salud y no hay educación. A todo esto se suma el flagelo del narcotráfico y de la trata de personas. También nos preocupa la violencia de la represión por parte de fuerzas de seguridad en algunos barrios hacia adolescentes y jóvenes, y a gente que reclama pacíficamente", sostuvo.

El prelado afirmó que "mirando al Niño Jesús, sin una casa, vienen a mi corazón el dolor de los hermanos de la Cooperativa de Cartoneros de Villa Itatí, que perdieron absolutamente todo con el incendio del galpón de reciclaje, las salas del apoyo escolar y de los talleres. El esfuerzo de tantos años y de cada día, en un instante, reducidos a la nada", pero destacó que "el incendio no quemó su esperanza y su fuerza de levantarse de las cenizas. ¡El Amor es más fuerte! Mirando en ellos el rostro de Jesús, desde la preocupación digámosle: te ayudamos".

"Argentina es una gran familia. Así lo valoramos y lo vivimos en Navidad. En una familia, si hay un privilegiado, es el más vulnerable y sufriente. Allí está Jesús", concluyó.+

Texto completo del mensaje