Miércoles 1 de diciembre de 2021

Mons. Scozzina: "Hay que cuidar la vida que está despreciada, que está marginada"

  • 13 de agosto, 2018
  • San Ramón de la Nueva Orán (Salta) (AICA)
"La vocación cristiana fundamental es a cuidar la vida y una vida que es cuidar la vida humana, pero no solamente la vida semejante a la mía, sino aquella vida humana que no está valorada, que está despreciada, que está marginada", recordó el obispo de Orán, monseñor Luis Antonio Scozzina OFM, al presidir una misa en la catedral local.
Doná a AICA.org
El obispo de Orán, monseñor Luis Antonio Scozzina OFM, advirtió que la vida está amenazada porque "no se la concibe como un don, sino como una apropiación".

En este sentido, consideró que si se profundiza esta idea "corremos el peligro de defender la vida, pero ser nosotros los primeros apropiadores de nuestra vida y de los demás".

"Cuando digo que la vida es mía, yo hago con mi vida lo que me parece, después llegamos al extremo de que la mujer manifiesta: ?yo con mi cuerpo hago lo que quiero?", alertó.

El presidir una misa por la vida en la catedral local, el prelado exhortó a hacerse cargo de la propia vida y cuidarla, e invitó a preguntarse "cómo cuidamos nuestras vidas, pero no se reduce a un planteo individual: ?yo cuido mi vida? y lo demás: ?¿cómo cuido la vida del otro??".

Monseñor Scozzina recordó que "la vocación cristiana fundamental es a cuidar la vida y una vida que es cuidar la vida humana pero no solamente la vida semejante a la mía sino aquella vida humana que no está valorada, que está despreciada, que está marginada".

"Tenemos que leer en la fe lo que está pasando y desde la fe descubrir el gran don de la vida, celebrarla, cuidarla y hacerla. Hay mucho que cuidar, en nuestra Iglesia en Orán. Necesitamos muchas manos abiertas para cuidar vidas, porque hay muchas necesidades, muchas situaciones en riesgo", concluyó.+

» Texto completo de la homilía