Viernes 23 de octubre de 2020

Mons. Sánchez animó a ser "misericordiosos con nuestros hermanos"

  • 18 de abril, 2020
  • San Miguel de Tucumán (AICA)
El arzobispo de Tucumán envió un mensaje a los fieles

El arzobispo de Tucumán, monseñor Carlos Alberto Sánchez, envió un mensaje a los fieles en el segundo domingo de Pascua, fiesta de la Divina Misericordia. “Queridos tucumanos: Feliz Pascua de Resurrección. Cristo ha vencido al pecado y a la muerte con su resurrección y nos hace partícipes de su vida”, expresó.



“Por eso en la octava de Pascua celebramos, desde el año 2000, la fiesta de la Divina Misericordia, porque Jesucristo, muerto y resucitado, es el rostro de la misericordia del Padre Dios. Cristo clavado en la cruz abrazando a la humanidad, dando su vida para el perdón de nuestros pecados, de su costado abierto brotó sangre y agua para purificarnos, para santificarnos, para alimentarnos, para vivificarnos y darnos esa vida nueva”, afirmó.



En ese sentido, animó a que “cada uno de nosotros, mirándolo a Jesucristo, nos dejemos abrazar por la ternura misericordiosa del Padre Dios, y así podamos, llenos de la misericordia de Dios, ser signos de la misericordia y del amor del Señor para con nuestros hermanos”.



“Vivamos este fin de semana esta hermosa fiesta, siendo misericordiosos con nuestros hermanos, especialmente en casa, viviendo esa experiencia del encuentro bíblico familiar, en torno al altar familiar, no dejemos de armar el altarcito familiar y poner en el centro la Palabra de Dios”, alentó.



Finalmente, aconsejó "buscar en el Evangelio según San Lucas, capítulo 6, versículos de 27 al 49, porque ahí nos revela Jesús cuáles son los gestos y los actos misericordiosos, así como Mateo 25”, para que podamos “ser misericordiosos como el Padre lo es con nosotros, y poder ser instrumentos de la Misericordia del Señor para nuestros hermanos, especialmente en este tiempo de pandemia”.+