Lunes 20 de mayo de 2024

Mons. Salaberry presidió la fiesta patronal en honor de la Virgen del Rosario

  • 10 de octubre, 2023
  • Azul (Buenos Aires) (AICA)
Durante las celebraciones, se anunció que el 20 de abril de 2024 se celebrará el nonagésimo aniversario de la creación de la diócesis de Azul, por lo que se declaró un Año jubilar diocesano.
Doná a AICA.org

La diócesis de Azul celebró, el pasado sábado 7 de octubre, su fiesta patronal en honor de la Virgen del Rosario.

Monseñor Hugo Salaberry inició las actividades programadas con la bendición de los gauchos peregrinos, frente a la Estación del Ferrocarril. La procesión partió desde Avenida Mitre y Monseñor Cáneva, hasta la catedral de Nuestra Señora del Rosario.

En el marco del V Encuentro de la Virgen del Rosario, sacerdotes, seminaristas, fuerzas de seguridad, jóvenes de la diócesis y la comunidad diocesana en general hicieron el recorrido acompañados por la imagen de Nuestra Señora.

Además, los alumnos de 2° año de comunión de la ciudad recibieron el rosario, previamente bendecido por el obispo.

Monseñor Salaberry presidió la misa en honor a la Virgen del Rosario y compartió los misterios del rosario con los chicos de los diferentes grupos de catequesis.

"Que lo habitual nos lleve a volver al Señor, a mantener la unidad, a rezar como los apóstoles y, mejor todavía, a reiterarle el ‘sí’ como la Madre, como nuestra Madre del Rosario", reflexionó en su homilía.

En ese sentido, el prelado animó a cumplir la voluntad de Dios desde ese primer llamado y, ante las dudas normales, asumir “el divino riesgo de ponerse en manos de Dios y aceptar su Voluntad, confiando en el Espíritu de Amor”.

A su vez, elogió la virtud de la esperanza cumplida y transmitida, “la que nos hace pensar, una vez más, que la tradición no es adorar cenizas, sino transmitir fuego”.

Para finalizar las celebraciones, se leyó el Decreto N°127/ 2023, que establece que el 20 de abril de 2024 se celebrará el nonagésimo aniversario de la creación de la diócesis de Azul, “considerando que es un tiempo propicio para la renovación de la vida espiritual, el fomento de las vocaciones, el despertar del impulso misionero, el pedido de perdón y la acción de gracias a Dios por todos sus beneficios”.

Por eso, se ha decretado un "Año jubilar diocesano" desde el 7 de octubre del corriente hasta el 7 de octubre de 2024.+