Lunes 4 de julio de 2022

Mons. Ojea: "Jesús al ascender al cielo nos abre a una comunicación nueva"

  • 29 de mayo, 2022
  • San Isidro (Buenos Aires) (AICA)
El obispo de San Isidro expresó su deseo que las comunicaciones sociales "puedan prestar ese servicio imprescindible al crecimiento de la persona humana llamada a convivir y a vivir en relación".
Doná a AICA.org

El obispo de San Isidro y presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), monseñor Oscar Vicente Ojea, señaló que en la fiesta de la Ascensión del Señor el Evangelio habla de dos movimientos, de dos partidas: la partida de Jesús y la partida de los apóstoles. 

“Jesús vuelve al lugar desde donde vino, al seno del Padre, pero no vuelve igual; vuelve con su humanidad glorificada”, explicó en su reflexión semanal, y profundizó: “Podemos decir que desde ese momento y para siempre hay algo nuestro que está en Dios, que está como incrustado en el seno de la Trinidad; es la humanidad de Cristo glorificado”.

“Por otro lado el movimiento de los apóstoles que no se van tristes, al contrario, el Evangelio nos dice que se van gozosos; esto no ha sido una despedida triste porque ellos saben perfectamente que Jesús se va al cielo no para abandonarnos, sino que se queda de otro modo con nosotros, se queda a través de su Espíritu, se queda protegiéndonos, guiándonos e intercediendo por nosotros, se queda de un modo nuevo”, subrayó.

El prelado sanisidrense señaló que los apóstoles “parten también, tienen otro movimiento, parten alegres para recibir el Espíritu Santo que los va a capacitar para salir de ellos mismos y evangelizar a los hermanos”. 

“Son entonces dos movimientos, Jesús al ascender al cielo nos abre a una comunicación nueva, nos abre el cielo, nos abre la comunicación con el Padre, nos abre la posibilidad de un crecimiento comunicacional”, sostuvo. 

“A mismo tiempo como consecuencia predicar el Evangelio y llevarle la Palabra de Jesús a los hermanos nos pondrá en otro movimiento comunicacional que nos hará crecer; por eso hoy celebramos el día de las Comunicaciones Sociales y el lema de este año es ‘Escuchar con el corazón’”.

El obispo recordó las palabras del papa emérito Benedicto XVI en su memorable discurso en Aparecida: “‘La fe nos libera del aislamiento del yo y nos lleva a la comunión’. ¿Qué te da la fe? Una familia, la fe nos entronca en una familia, nos hace vivir en comunión y nos hace crecer porque recibimos una comunicación nueva y al mismo tiempo salimos de nosotros mismos para dar y para aportar aquello que nosotros necesitamos”.

“Hemos sido creados para un encuentro, todo encuentro con Dios, dice Benedicto, es en el fondo un encuentro con los hermanos que nos hace asumir la responsabilidad de ir hacia los demás; crecemos en relación y crecemos cuando nos comunicamos, estamos llamados a comunicarnos”, añadió.

El presidente del episcopado consideró que “es impresionante el servicio que recibimos por las comunicaciones sociales para poder vivir más en comunión unos con otros, para poder crecer como personas y para poder crecer como comunidad”.

“Sin embargo, cuando las comunicaciones sociales no sirven a la verdad, sino que sirven a la mentira y a la calumnia entonces dividen, nos vuelven a aislar, nos vuelven a encerrar, nos hacen pelear, nos separan unos de otros y entramos en una suerte de comunicación que nos coloca en un estado de guerra, en un estado beligerante”, advirtió.

Por último, monseñor Ojea animó a pedirle al Señor que este lema que es ‘escuchar con el corazón’, que hace más humanizante la tarea del comunicador social, pueda ayudarnos a poder vivir en comunión y que las comunicaciones sociales puedan prestar este servicio imprescindible al crecimiento de la persona humana llamada a convivir y a vivir en relación”.+

NOTICIAS RELACIONADAS