Viernes 4 de diciembre de 2020

Mons. Ojea: "Hay que sostener la esperanza en este tiempo tan difícil"

  • 30 de agosto, 2020
  • San Isidro (Buenos Aires) (AICA)
"Que en este tiempo de cruz, Jesús nos ayude a recuperar la esperanza y el sentido profundo de nuestra vida en función del bien de nuestros hermanos", pidió el obispo de San Isidro, Mons. Ojea.

El obispo de San Isidro y presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor Oscar Vicente Ojea, continuó este domingo con su reflexión sobre las catequesis en la que el papa Francisco llama a "trabajar juntos para construir un mundo mejor".

El prelado retomó la afirmación que el pontífice hizo el miércoles pasado, en cuanto al “destino universal de los bienes y la virtud de la esperanza”.

“En estos tiempos tan difíciles, somos testigos, muchas veces, del desaliento, de la desesperanza, de la tristeza y de la bronca también”, planteó, y reconoció: “Muchas veces estamos mal”.

“El papa Francisco se pregunta en su catequesis cómo recuperar y sostener la esperanza, porque el virus viene de una sociedad verdaderamente enferma”, advirtió, y expresó: “En nuestra Argentina muchos de nosotros podemos trabajar en casa, muchísimos otros no; muchos chicos pueden a través de internet, tener su clase diaria, muchísimos chicos no y prácticamente han hecho como una 'suerte' de abandono escolar”.

El obispo sanisidrense consideró que “todo esto nos hace preguntarnos qué sociedad y qué cultura vivimos” y leyó un texto del Concilio Vaticano II sobre la constitución de la Iglesia y el mundo moderno: “Dios ha destinado la tierra y cuanto ella contiene para uso de todo el género humano, en consecuencia, todos los bienes creados deben llegar a todos en forma justa, bajo la égida de la justicia y de la compañía de la caridad. Sean cuales fueren las formas de la propiedad, jamás se debe perder de vista este destino universal de los bienes, por lo tanto, el hombre, al usarlos, no debe tener las cosas exteriores, que legítimamente posee como exclusivamente suyas, sino también como comunes , en el sentido de que no le aprovechen a él solamente, sino también a los demás ”

Campaña Donación AICA

Monseñor Ojea concluyó la cita del texto conciliar y subrayó: “Tenemos que hacer llegar los frutos de la tierra a todos los hombres. Esto nos puede devolver la esperanza”.

“Somos seres sociales, creativos y solidarios; crecemos en relación, florecemos en comunidad”, recordó, y agregó: “Si nosotros podemos redirigir el sentido de nuestra vida hacia esta fraternidad, ser instrumentos para que los bienes lleguen a todos; el compartir mismo aumenta la esperanza ”.

El prelado dijo que hay una jaculatoria para rezar que dice: "Salve, ¡oh cruz, única esperanza!"

“Que, en este tiempo duro, en este tiempo de cruz, el Señor Jesús, que es el ancla de nuestra vida cristiana, nos ayude a recuperar la esperanza y el sentido profundo de nuestra vida en función del bien de nuestros hermanos”, concluyó . +