Domingo 19 de mayo de 2024

Mons. Ojea: 'El bautismo nos da un compromiso de solidaridad y fraternidad'

  • 7 de enero, 2024
  • Buenos Aires (AICA)
"Que el Señor nos permita responder con generosidad a este compromiso bautismal", pidió el obispo de San Isidro en su reflexión semanal.
Doná a AICA.org

El presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor Oscar Ojea, recordó que este domingo es la fiesta del Bautismo del Señor y explicó: “El hecho de que Jesús se bautice y se ponga en fila, delante de Juan Bautista esperando su turno para ser bautizado, pertenece a la lógica de la Encarnación. ´No tuvo en cuenta su igualdad con Dios como algo que debía guardar celosamente´, dice la carta a los Filipenses, sino que se despojó de su rango”.

“El Señor, humilde, que no necesitaba que le perdonen ningún pecado, se presenta a este bautismo de purificación y esto nos hace pensar en nuestro bautismo”, destacó y completó: “Él le da al bautismo una característica totalmente nueva; el bautismo nos regala ser parte de la familia de Dios, ser parte de la divinidad, nos regala una vida nueva, una dignidad nueva que nos hace hijos de Dios, pero este ser hijos de Dios y que la Trinidad habite dentro de nosotros, tiene muchísimo que ver con entrar en la familia de Dios, como decía hace un ratito”.

El obispo de San Isidro recordó que el papa Benedicto XVI en la apertura de la V Conferencia de Aparecida (Brasil)dijo que el bautismo es “entrar en la familia de Dios” y profundizó: “La fe nos da una familia, la fe nos viene por la gracia, no viene de nosotros; nos viene por el bautismo. La fe nos da una familia, pertenecemos a esta familia que la Iglesia nos regala, es la Iglesia la Madre en cuyo seno nacemos a la vida nueva, la Iglesia nos regala una familia, somos hermanos, pertenecemos a una comunidad. Y, vivamos lo que vivamos, épocas alegres y épocas tristes, tenemos que estar unidos”.

“Desde chicos nos enseñaron a tomarnos la mano cuando cruzábamos una avenida con mucho tráfico, la mano de mamá, la mano de papá, para sentirnos seguros al cruzar esta avenida”, graficó y contextualizó: “Nos enfrentamos ahora con una avenida peligrosísima, el país está viviendo una crisis tremenda, lo vemos, lo comprobamos, el dinero no alcanza; poco a poco vamos entrando en un estado, casi diría como de emergencia. Es cruzar esa avenida y para esto tenemos que estar unidos, tenemos que estar juntos”.

Hacia el final de su reflexión, monseñor Ojea compartió: “San Juan dice que: ´aquel que vive en la opulencia, viendo a su hermano en la necesidad, cierra su corazón, no habita en él el Espíritu Santo´ y concluye: ´Hijitos míos, no amemos solo con la lengua y de palabra, sino con obras y de verdad´”. 

“El bautismo nos da un gran compromiso, es el compromiso de la solidaridad, de la fraternidad, de sentirnos juntos frente a una crisis, no estamos solos”, sostuvo. 

“El papa Benedicto XVI hablaba de una nueva imaginación de la caridad, la caridad tiene una verdadera imaginación nueva, una creatividad nueva, diría el Papa Francisco, cuando se trata de enfrentar una situación difícil. Vamos a tener que recurrir a toda esa creatividad, nosotros los argentinos, a ese bautismo que nos recuerda nuestro compromiso, nuestra responsabilidad frente a esa familia que el Señor nos ha regalado y son nuestros hermanos. Que el Señor nos permita responder con generosidad a este compromiso bautismal”, concluyó.+