Domingo 26 de septiembre de 2021

Mons. Ojea: "A través de la entrega sincera a los demás el Señor nos devuelve la vida"

  • 12 de septiembre, 2021
  • San Isidro (Buenos Aires) (AICA)
"La clave de mi vida es la entrega a los demás y por la entrega a los demás, el Señor me da la vida", sostuvo en su reflexión semanal.
Doná a AICA.org

El obispo de San Isidro y presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), monseñor Oscar Vicente Ojea, recordó en su reflexión dominical que el Evangelio de san Marcos dice que "el Señor guardó con delicadeza el secreto sobre su identidad, el secreto mesiánico, porque tenía temor, de alguna manera, de que el pueblo lo considerara un rey, lo identificara con un mesías esperado temporal”.

“Aquí en los límites de su pueblo, Cesárea de Filipo, el Señor parece necesitar hacer esta pregunta que es fundamental en el Evangelio: ¿Y para ustedes quién soy yo? ¿Qué significo yo para ustedes? ¿Qué significa mi persona para ustedes? Por eso todos los cristianos debemos hacernos esta pregunta fundamental: ¿Quién es para nosotros Jesús? ¿Qué significa? ¿Qué sentido tiene para nosotros para nuestra vida la persona de Jesús?”, planteó.

“Pedro hablando en nombre de todos dice: 'tú eres Mesías, aquel que todos esperábamos'. Una vez más el Señor, que no quiere mentir, que no quiere entusiasmarse con ningún tipo de ser ensalzado; porque muchas veces nosotros cuando nos sentimos reconocidos nos pasamos de 'rosca' y en nuestro 'creérnosla' nos vamos al otro lado. Este 'pasarse de rosca', lo vemos en las redes sociales; esa necesidad de ser aprobado, de ser reconocido, de ser ensalzado sobre otros, por encima de otros, es algo tan malo el buscar ese protagonismo… y está tan lejos de Jesús”.

Por el contrario, el prelado sanisidrense aseguró: “Jesús no nos miente; una vez que se descubre su identidad de Mesías le dice a los discípulos y a Pedro: 'el Mesías debe sufrir; va a ser rechazado por los ancianos, los sumos sacerdotes y los fariseos, pero al tercer día resucitará'".

"Esto quiere decir: la clave de mi vida es la entrega a los demás y por la entrega a los demás, el Señor me da la vida. Después vendrá la Resurrección, pero a través de la Cruz”, explicó.

“De alguna manera Él ha venido para aquellos que, como dice la Conferencia de Aparecida: 'se animan a perder la seguridad de vivir en la propia orilla y quieren cruzar apasionadamente a la otra, de la mano del Señor'. Corremos ese riesgo unidos a aquel que no nos miente, que no nos miente nunca, que corrige el entusiasmo mesiánico de sus apóstoles, pero nos dice la verdad y al mismo tiempo nos marca un camino nuevo a través de la Cruz y del sufrimiento, a través de la entrega sincera a los demás el Señor nos devuelve la vida”, concluyó.+