Martes 3 de agosto de 2021

Mons. Ñáñez en el Domingo de Ramos: "Una buena petición en estos días es suplicar la gracia de amar"

  • 6 de abril, 2020
  • Córdoba (AICA)
El arzobispo de Córdoba presidió la celebración eucarística que da inicio a la Semana Santa desde el monasterio "San José" de las Hermanas Carmelitas Descalzas
Doná a AICA.org

"Esta situación especial es una oportunidad para reunirnos y encontrarnos en familia, para mirarnos, unirnos en momentos de recogimiento y de oración en torno a la Palabra de Dios", afirmó el arzobispo de Córdoba, monseñor Carlos José Ñáñez, en la misa por el Domingo de Ramos.



El prelado presidió la celebración eucarística que da inicio a la Semana Santa desde el monasterio "San José" de las Hermanas Carmelitas Descalzas, a puertas cerradas y a través de medio electrónicos a raíz del aislamiento preventivo por la crisis sanitaria del coronavirus.



El arzobispo cordobés destacó que "la propuesta de la Iglesia en su liturgia es sumamente rica y puede inspirarnos en camino hacia el triduo pascual del jueves, viernes y sábado santos".







"Una buena petición en estos días es suplicar la gracia de amar. Amar a Dios ante todo y sobre todo. Amar a nuestros hermanos, haciendo el bien, no perjudicando a nadie, haciendo feliz al otro, más aún, haciendo felices a todos, cuidando el bien común”, sostuvo.



“Hoy, de un modo especial, eligiendo quedarme en casa para cuidar a mis conciudadanos y para cuidarme con ellos", agregó.



Monseñor Ñáñez pidió que María Santísima "nos acompañe en esta Semana Santa con su silencio, con su cercanía", y concluyó: "Que Ella nos alcance también el fin de esta pandemia que aflige al mundo entero”.



Informes: Facebook del arzobispado de Córdoba +