Domingo 26 de septiembre de 2021

Mons. Moon: "Jesús Maestro invita a dar el salto"

  • 31 de julio, 2021
  • Venado Tuerto (Santa Fe) (AICA)
En su reflexión semanal, el obispo coadjutor de Venado Tuerto exhortó a "dar un salto cualitativo para obtener la vida eterna, que implica creer en Él, más allá de toda lógica humana".
Doná a AICA.org

Con relación al Evangelio de este domingo, el obispo coadjutor de Venado Tuerto, monseñor Han Lim Moon, resaltó la respuesta de Jesús a la multitud: “Les aseguro que ustedes me buscan, no porque vieron signos, sino porque han comido pan hasta saciarse”.

El prelado reflexionó que Jesús contesto así porque la gente veía signos maravillosos, “pero se quedaban sólo con el beneficio a nivel físico y material, como puede sucedernos a nosotros”.

“Por eso, Él dice: ‘Trabajen, no por el alimento perecedero, sino por el que permanece hasta la Vida eterna, el que les dará el Hijo del hombre’. De esta manera, nos conduce a algo absolutamente mayor: ¡ofrecernos a todos el pan de la vida eterna!”.

El obispo coadjutor mencionó que una característica de la pedagogía de Jesús es la progresividad. “Él iba conduciendo a la gente progresivamente hasta llegar a la cima de la revelación más importante. Por eso afirmó refiriéndose a sí mismo: ‘El pan de Dios es el que desciende del cielo y da vida al mundo’”. 

Es decir, puntualizó, “Él mismo es el Pan que descendió del cielo, pero no solo para saciar nuestra necesidad física y material sino, la necesidad mucho más profunda y elevada de todos los hombres ofreciéndonos la vida eterna”.

La segunda característica de Jesús como Maestro es la de invitar a dar un salto cualitativo, cuando la multitud le preguntó qué debían hacer y Jesús respondió: “Crean en Aquel que Él ha enviado”. 

“Como les resultaba muy difícil creer lo que estaban escuchando, le pidieron una señal más. Todo esto podemos compararlo con un guía que condujo a un grupo de personas a lo más alto de la cima de una montaña. Y, luego, les propuso subir hasta el cielo, para lo cual tenían que hacer un salto. Y ellas, evidentemente, habrían pensado que su propuesta era una locura porque con ese salto sólo caerían en el abismo”, aclaró.

“Hoy, Jesús nos pide algo similar, un salto cualitativo para obtener la vida eterna, que implica creer en Él más allá de toda lógica humana y de lo científico, y que comienza ya en este mundo”.

Por último, monseñor Moon exhortó: “¿Te animás a dar el ‘salto’ para subir en los brazos del Señor Jesús? ¡Él te calmará todo tipo de hambre y sed, y te llenará de alegría y seguridad en tu vida!”.+