Sábado 20 de agosto de 2022

Mons. Montini señaló el sentido sinodal de la misa Crismal

  • 13 de abril, 2022
  • Santo Tomé (Corrientes) (AICA)
El obispo reflexionó sobre la sinodalidad y el sentido de la liturgia de este misa que "anticipa la institución de la Eucaristía".
Doná a AICA.org

El obispo de Santo Tomé, monseñor Gustavo Alejandro Montini, presidió en la catedral de la Inmaculada Concepción la Misa Crismal, en cuya homilía expresó: “Los tiempos que vivimos han sido tan intensos y tan dramáticos que ojalá nos dejen a la sociedad toda y a cada uno de los que la conformamos, un importante capital educativo, porque algo de nosotros -dijo- debe cambiar.

"Vivir de la misma manera -manifestó- es un grave problema. Seguir en la misma dirección sin aprender de lo vivido y convertirnos, podría significar caminar hacia un abismo. No es una decisión que toca a algunos. Debe ser un aprendizaje y, por tanto, un cambio de rumbo para todos”. 

Con relación a esto señaló que "es desde este presupuesto de conversión como debemos considerar la audaz propuesta que se nos hace a la comunidad cristiana: la de ser una ‘Iglesia Sinodal’. La sinodalidad en la Iglesia, por tanto, es un profundo llamado a la conversión”. 

Luego se refirió al sentido de la Misa Crismal: “Nunca como en estas celebraciones diocesanas se hace presente de modo tan patente y tan palmario la riqueza inagotable de la Iglesia de Cristo, el cuerpo humano del Jesús glorificado. Están significativamente presentes todas las comunidades parroquiales, las distintas instituciones eclesiales representando al Pueblo de Dios que peregrina en esta tierra. Cada uno, pone su propia vocación y sus propios carismas al servicio de todos, para que todos podamos encontrarnos con el Resucitado”.

Explicó que “la celebración de hoy tiene un fuerte tono sacerdotal. En esta misa estamos anticipando la institución misma de la Eucaristía y, por tanto, la instauración del ministerio sacerdotal”. 

"En esta celebración tan diocesana y especial está representada la totalidad del pueblo de Dios presente en esta porción del territorio correntino, cada uno desde su condición de vida, con sus propios talentos y su propia vocación”. 

En esta línea, afirmó que “todo en la Iglesia está al servicio de la evangelización. La misa no termina con la misa, la misa fortalece nuestra fe, afianza nuestra esperanza y nos impulsa decididamente a la misión evangelizadora y solidaria. Nos lleva decididamente a la instauración del Reino de Dios entre nosotros”. +